Síguenos en tu correo electrónico

miércoles, 31 de julio de 2013

"...la gente sabrá castigar en las urnas lo que nosotr@s hemos de saber castigar en las calles."

¿Qué hacemos con el PSOE?
Por Victor Serge

Tanto por su participación en la Cumbre Social en Burgos (mesa de organizaciones creada por CCOO y UGT con otras fuerzas“vivas” y “luchadoras” para “pelear”contra la crisis; perdón por el necesario exceso de comillas) como por su indigna presencia en diversas manifestaciones sindicales y sociales de la ciudad (con un sonriente y mudo Luis Escribano, portavoz municipal del PSOE, dando paseos y dejándose ver) o todo un diputado Tudanca en misión parecida, éste partido se deja ver en determinados actos unitarios contra la crisis exigiendo al gobierno del PP lo que su partido no hizo durante casi 8 años de mandato.
Así, critican las reformas laborales y los recortes sociales del PP, sangrantes por descontado, pero olvidan su reforma laboral y sus recortes sociales, e incluso con la ayuda de los burócratas de CCOO y UGT, obvian también recordar un pequeño detalle: el Pensionazo que nos va a hacer trabajar más años para tener, quien pueda, una pensión mucho más baja y favorecer de paso a las empresas de seguros privadas.

En su hipocresía estúpida (pues las encuestas dicen que no ganan ni un solo voto a pesar de su disfraz de “luchadores”recientemente estrenado), creen poder capitalizar el rechazo de buena parte de la clase trabajadora contra el Partido Popular, y para ello cuentan además con el inestimable apoyo sindical burocrático y de otros partidos institucionales que no tienen reparos en firmar con el antaño enemigo lo que sea, y en ciertos casos, gobernar en coalición con las y los autores de tantas medidas antisociales.

Por supuesto que debemos diferenciar entre la dirección y las bases del PSOE, pero la gente auténticamente de izquierdas no podemos tolerar la presencia de sus dirigentes en las calles, como cuando aparecieron en una concentración de apoyo a l@s inmigrantes (recordemos las reformas de la ley de extranjería del PSOE limitando sus derechos, los CIE´s…)o las antes nombradas manifestaciones sindicales.

El discurso debe ser claro: el PP y el PSOE no son lo mismo, ni les vota la misma gente, pero sus dirigentes sí lo son en su mayoría; meros servidores de los poderosos, perritos falderos de la Merkel de turno y de las grandes empresas, gentes otrora socialdemócratas reconvertid@s en puros y llanos gestores del sistema que está matando a la gente de hambre y penalidades y devolviéndonos a la Edad Media de los derechos laborales y sociales.

En esto, deberíamos aunar esfuerzos junto a cualquier socialista honesto/a, pero teniendo en nuestro punto de mira a es@s dirigentes que hoy se ponen la camisa roja. La gente no es 100% estúpida y su memoria adormecida por el fútbol, la moda, la droga del olvido sanador y otras basuras, sabrá castigar en las urnas lo que nosotras y nosotros hemos de saber castigar en las calles.

1 comentario:

  1. Míremos a Grecia. El PSOE a día de hoy, ya no representa siquiera la ideología Socialdemócrata. La socialdemocracia ha entrado en crisis, y otras organizaciones están ocupando su lugar en el espectro político (véase IU, o Syriza en Grecia). El PSOE ahora mismo no es más que lo que es el PASOK Griego, una organización Social-liberal que gira más a la derecha que otra cosa. Pero eso no es una cuestión aislada, solo en el estado español, o en Grecia, sino que es algo que está ocurriendo a escala internacional, la socialdemocracia clásica ha perdido completamente el rumbo. Mientras que las organizaciones que clásicamente se conocían como "Comunistas" están ocupando ese espacio político de gestión del capitalismo (pero con una imágen radical, socialdemocracia radical o de izquierda). Ahora lo importante, más allá del PSOE, hay que saber no como crear una oposición de izq. solo al PSOE, sino a toda la izquierda gestora del capitalismo (IU-PSOE en Andalucía). Hay que ocupar el viejo espacio del espectro político que lleva mucho tiempo vacío, el espacio de la Izquierda Radical, de la Izquierda revolucionaria, el espacio de la ruptura revolucionaria con el capitalismo. Hay que construir de nuevo una alianza revolucionaria, a la Izquierda no solo del PSOE, sino también de IU, y que cuando éste asuma la gestión del capitalismo, haga la función de oposición de izquierda, pero no solo en el parlamento, sino que sobre todo y principalmente en la calle, en los centros de trabajo, en las fábricas en las universidades... Grecia ahora mismo es el mejor espejo de futuro al que podemos mirar

    ResponderEliminar