Síguenos en tu correo electrónico

domingo, 27 de octubre de 2013

¿QUÉ TIPO DE IZQUIERDA NECESITAMOS CONTRA LA CRISIS?

Artículo incluido en nuestro boletín "Papeles Anticapitalistas" nº 3 de Octubre

Por Oscar J. Domingo

La crisis ha puesto de manifiesto la incapacidad del sistema capitalista para satisfacer las necesidades de la población y la constatación de las crisis cíclicas (e inherentes) del capitalismo.

La crisis del sistema, sin paralelo histórico, ha puesto también de relieve las pocas fortalezas y demasiados errores y debilidades de las herramientas (partidos, organizaciones y sindicatos) de las que dispone la clase trabajadora para mejorar sus vidas y no continuar pagando una situación que no ha creado.


Por lo tanto, desde Izquierda Anticapitalista entendemos que la prioridad absoluta en éste periodo (además, obviamente, de luchar con todas nuestras fuerzas contra cada recorte o agresión) es pensar en qué herramientas necesitamos para luchar y dar los pasos necesarios para construirlas.


LA IZQUIERDA ACTUAL.

Las organizaciones mayoritarias de la izquierda han revelado su incapacidad para responder a las agresiones que sufrimos las y los trabajador@s . A la falta de perspectiva de ruptura con el sistema en unos casos, se une la deriva hacía la gestión del neoliberalismo en otros, las peleas por reparto de poder, la falta de transparencia y democracia interna, la profesionalización de sus cargos públicos, la falta de encaje transversal en sus discursos y sus prácticas de los ejes feministas y medioambiental (claves para comprender la situación actual y dar una respuesta adecuada y completa) y el nulo análisis político acerca de la unidad de la izquierda desde una óptica radical y plural.

Consideramos que la izquierda mayoritaria existente, en la que, eso sí, militan miles de luchadoras y luchadores comprometidos, no sirve a los intereses de la clase trabajadora.

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta en el periodo actual es la política que están siguiendo los grandes sindicatos tendente a no utilizar la movilización de la clase trabajadora como herramienta de presión y lucha.

Las cúpulas de CCOO y UGT, hace tiempo desclasadas, utilizan a la clase trabajadora como moneda de cambio para mantener sus privilegios y su status quo, habiendo perdido la combatividad que tuvieron en otros tiempos. Hoy su política de “concertación” y paz social no solo está dañando a lxs trabajadorxs y sus luchas, sino destrozando la conciencia de clase, las ganas y la capacidad de combatir frente a los recortes y el desmantelamiento del “estado de bienestar”.

Las organizaciones de izquierdas hemos de tener el reforzamiento de esa conciencia como uno de nuestros objetivos, y nuestras acciones, luchas, acuerdos tácticos o estratégicos han de ir encaminadas a fortalecerlo.


UNA IZQUIERDA DE COMBATE CONTRA LA CRISIS.

Las tareas de una izquierda válida y útil para las luchas y los movimientos sociales han de ser diversas; la construcción de una izquierda de combate habrá de conjugar la búsqueda de mecanismos nuevos de intervención y a su vez de recopilación de las luchas feministas, ecologistas, del movimiento obrero y de otros movimientos sociales que jalonan las historias pasadas y recientes. Solo una izquierda que comprenda la historia y sus errores y aciertos será capaz de actuar en el presente.

La organización que desde Izquierda Anticapitalista queremos construir consideramos que ha de estar basada en varias condiciones obligatoriamente, como un rechazo total a la profesionalización de la política, un cuidado especial hacia la democracia interna (garantía de la pluralidad, el respeto y el libre debate de ideas, una total lealtad hacia los movimientos sociales, construyéndolos y potenciándolos (una izquierda de combate ha de ser tan leal con lxs que sufren, con lxs de abajo, como lo son los partidos burgueses con los poderosos) y ha de ser una organización militante, buscando la involucración y la actuación políticas directas de las personas que forman parte, garantizando un control democrático sobre la estructura.

Para construir ésta izquierda es imprescindible que todas aquellas personas que quieran comenzar a trabajar por una ruptura con el (des)orden actual den un paso adelante y se organicen… ¡te esperamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario