Síguenos en tu correo electrónico

viernes, 13 de noviembre de 2015

GRECIA: LLAMAMIENTO DE ANTARSYA A LA HUELGA DEL 12 DE NOVIEMBRE

TODOS A LA HUELGA PARA DERROCAR A LOS VIEJOS Y NUEVOS MEMORÁNDUMS

Gobierno y prestamistas intensifican la guerra contra el pueblo y los trabajadores
El nuevo gobierno de los memorándums SYRIZA-ANEL se pone al frente de las terribles medidas del 3º memorándum retomando la guerra contra la clase trabajadora, el campesinado y la juventud. Un presupuesto de pobreza, la liquidación de la Seguridad social, saqueo impositivo al pueblo y exenciones fiscales a las empresas e “inversores”, confiscaciones y subastas. Venta masiva de la propiedad pública que queda, empezando por la energía, los puertos, los trenes y aeropuertos.
Relaciones laborales medievales, con nueva nómina de pobreza para el sector público, completa eliminación de los contratos en el sector privado. Aplastamiento total del pequeño y mediano campesinado. Un humillante tutelaje dentro del marco laboral, el mismo o peor del que había existido hasta ahora.

Esta política tiene como objetivo fortalecer la rentabilidad del capital para que el capitalismo supere su crisis histórica sobre las ruinas de nuestros derechos y para que los prestamistas y banqueros continúen especulando sobre una sociedad moribunda.

No al nuevo seguro médico: de derecho colectivo a obligación personal
Especialmente con el nuevo seguro médico promueve la completa eliminación de su carácter social y a su funcionamiento de devolución. Que cada uno pague su seguro. Su plan para el nuevo seguro exime al estado de la responsabilidad que tiene, asegurando sólo una “pensión nacional” de 200 euros y llevándonos a pensiones de hambre. Con 40 años de trabajo se aumentan los límites de jubilación más allá de los 67 años, lo que lleva a los trabajadores a empleos hasta la tumba y a la juventud al paro permanente.

Ninguna espera, ninguna falsa ilusión. Levantamiento popular y obrero: impongamos nuestro propio NO
Las mentiras de Tsipras de que tiene un “programa paralelo” en la manga y de que aplicará el memorándum con un “rostro humano” se desploman, al mismo tiempo que desde ahora hasta Diciembre se apresuran a  aprobar duras medidas de las que serán juzgados en próximas décadas.

Los capitalistas hacen sus cuentas sin contar con el pueblo y la mayoría trabajadora. Nosotros salimos contra el clima de frustración y de “no hay alternativa” que siembran gobierno y medios de comunicación, las resistencias ya han empezado hace una semana en los puertos, en los trabajadores del sector marítimo, en los hospitales, en el comercio, etc.

La lucha es por el derrocamiento de este ataque antipopular del gobierno, capital, UE y FMI. Por el derrocamiento de todos los memorándums y las “reformas” reaccionarias del capital. Por la derrota del gobierno de coalición SYRIZA-ANEL desde las luchas de un robusto movimiento obrero y popular para abrir un nuevo camino a la sociedad griega.
Hagamos que esta huelga del 12 de Noviembre sea una etapa de nuestra lucha, un peldaño en la escalera. Fortalezcamos la batalla en los centros de trabajo sector a sector. Intensifiquemos nuestra marcha y sigamos después del 12 de Noviembre para barrer todos los ataques.

Luchamos por:

- Un seguro exclusivamente público, sobre la base de las necesidades sociales con acceso a todos. Jubilación a los 60 años (55 para las mujeres) o tras 30 años de trabajo. Seguro a todo riesgo para todos los tipos de empleo flexible y períodos de desempleo, con el coste para los empleadores y el estado. Ninguna pensión por debajo de 900 euros. Cancelación de todas las leyes de privatización de la Seguridad social. Devolución al fondo de la Seguridad social de todo lo que ha sido robado.

- Medidas aquí y ahora contra la pesadilla del desempleo. Prestaciones por desempleo y sin condiciones previas a la altura del salario más bajo. Al menos 40 mil contratos en la educación, sanidad a fin de cubrir el vacío y evitar el colapso. Nacionalización de todas las fábricas cerradas y reapertura bajo control obrero. Reducción de la edad de jubilación y de las horas de trabajo.

- Aumento de los salarios. Aplicación inmediata de un salario mínimo de 751 euros. Restitución de los convenios colectivos y los salarios en el sector público y privado al menos a los niveles de 2009. No discriminación de los trabajadores jóvenes.

- Ninguna privatización. Nacionalización sin indemnización y bajo control obrero de los bancos y las empresas de carácter estratégico para los trabajadores.

- Defensa del pequeño campesinado de las políticas de la UE y de los empresarios-propietarios. Protección frente al saqueo impositivo, la liberalización de los mercados y la embestida de las multinacionales.

- Asilo y refugio a los migrantes y refugiados. Legalización de todos, no a la “Europa-fortaleza”. Por el fin y la disolución en nuestro país de Frontex. Por el derribo de la valla en Evros y el paso seguro y libre a través de las fronteras. Por la abolición del proyecto Dublín II. Por el cese de las guerras imperialistas en la región y la participación de nuestro país. Que sean juzgados los asesinos fascistas de Amanecer Dorado.

Estos objetivos podemos imponerlos con la ruptura con las fuerzas del capital, el "camino unidireccional sin salida” de la explotación, la UE y el FMI. Con el no reconocimiento, suspensión de pagos y cancelación de toda la deuda. Con la salida de la Eurozona y la UE.

Con el pueblo organizado, por el derrocamiento  y la ruptura hasta el final:
Este gobierno se demuestra ya que es hostil a la clase trabajadora y al pueblo. Intenta convencernos de que el memorándum es el único camino posible, como Samaras y Venizelos, y que de otra forma “se derrumbará el país”. En realidad lo que sí se desploman son las falsas ilusiones que cultivó SYRIZA: que podría cancelar los memorándums sin ruptura con los capitalistas, los prestamistas y su poder, dentro de la Eurozona y la UE. Su política de “Ni ruptura, ni sumisión”.

En el nuevo ciclo político que comienza, tenemos que dar la batalla hasta el final. Sin retrocesos frente a los chantajes de la troika y la violencia patronal frente a la que nos encontramos, como también en la batalla por el NO.

En las batallas que están por venir, tiene que salir victorioso el movimiento obrero y de clase reconstituido, el pueblo organizado. Con asambleas y comités de lucha en los centros de trabajo. Construyendo nuestras propias coordinaciones desde abajo, desde las vanguardias militantes y los sindicatos de base, con asambleas populares en los barrios. Con una acción común con todas las fuerzas combativas de la izquierda.


De frente y contra el nuevo gobierno y sindicalismo aliado de la patronal, que miran las luchas como disparos protocolarios. Con proyecto, coordinación e intensificación que sean capaces de imponer la victoria de la clase trabajadora y que ésta derribe a Tsipras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario