Síguenos en tu correo electrónico

sábado, 19 de septiembre de 2015

LA RUINA DE UN BULEVAR CHAPUCERO

Hay ocasiones en que es necesario hacer Comisiones de Investigación, que propongan responsabilidades, que se luego se ejecuten, ya sean sobre grandes temas como la deuda municipal, las adjudicaciones de proyectos, o sobre grandes proyectos realizados que suponen una inversión que es un pozo sin fondo. Anticapitalistas entendemos que habría que analizar detenidamente y pedir una Comisión de Investigación específica sobre el bulevar “ferroviario”.

Una breve sinopsis de asunto: se acuerda desviar el ferrocarril que partía en dos la ciudad y había provocado durante décadas graves accidentes, retrasos y rebeliones ciudadanas. Tras descartarse el soterramiento, se hace un proyecto carísimo que luego resulta que está plagado de elementos plagiados (con las marquesinas); de reforestación es cara, deficiente e insuficiente; de correcciones sobre el acceso y salida del tráfico que circula en el mismo; de poco contraste de color en los carriles de circulación y el bus; etc.

Todo el proceso se inicia con la firma de un convenio entre Ministerio, Renfe, Junta y Ayuntamiento, tan mal redactado, que por enésima vez estamos sorprendidos de a l@s técnic@s y servicios jurídicos que asesoran al ayuntamiento en estas materias.

Lo cierto es que lo que el PP municipal y el PSOE (con IU-TC) pensaron como que se podía hacer una especulación urbanística importante para poder realizar el desvío, se está convirtiendo en un agujero sin fondo para las arcas municipales, es decir para l@s burgaleses/as, que no sabemos cuándo va a acabar.

A esto añadimos dos elementos que hay que comprobar su exactitud y veracidad, para exigir otra vez responsabilidades. Son el cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los años 2011 y 2012 a l@s vecin@s que compraron pisos en el bulevar y la resolución del tema aparcamiento de la Concepción (aunque no sea algo directamente relacionado con el bulevar).

En 1998 se firma el convenio para hacer el desvío ferroviario que establece un coste de las obras de 102 millones de euros, que se reparte entre las cuatro partes firmantes (Renfe pone el suelo valorado entonces en 48 millones, 27 pone el Ministerio, 13,5 la Junta de Castilla y 13,5 el Ayuntamiento) ampliándose por si acaso, aunque al menos el ayuntamiento entorno lo creía, el coste a 114 millones (el Ministerio ponía 6, la Junta 3 y 3 el Ayuntamiento). Peor aún, como nadie pensaba entonces que habría más problemas, la Corporación municipal del PP que firmó el convenio (luego PSOE-TC-IU), asume sin aclarar, ni revisar, que si se sobrepasan los 114 millones de euros de gasto (que no pensaban que pudiera pasar), pues lo pagaba la ciudad, l@s burgaleses/as.

Resulta que ya el coste se sitúa en torno a 250 millones (86 más que los 114). Todo esto perjudica a la ciudad, ya que no se aclaran, y en los tiempos de crisis y recortes que sufrimos nadie quiere asumir, elementos reflejados genéricamente como “eliminación de barrera ferroviaria” que ha implicado obras no previstas en trazados de niveles, túneles, traviesas de la vía del AVE, proyectos, direcciones de obra; además de pagar daños y perjuicios por demoras a empresas. Todo ello lo paga de momento el estado, pero se lo va pasar en cuanto pueda al ayuntamiento.
No sólo para Anticapitalistas es urgente renegociar y redefinir lo que no está claro del convenio, sino que además debe de decirse con nombres y apellidos quienes aconsejaron) redactaron o supervisaron ese convenio, para proceder con las responsabilidades que correspondan ante esta grave negligencia que supone una acumulación de pagos y deudas en todos los temas referidos al desvío.

Porque tal ineficacia y chulería sobre el sobrecoste máximo (114 millones), lo paga la ciudad. El Ayuntamiento hizo el cuento de la lechera: con el suelo liberado de las vías e instalaciones de Renfe, puede especular para la construcción de viviendas. Si ya éticamente es reprobable que una institución y l@s regidores/as que la dirigen, jueguen a la especulación (los equipos de Olivares, Aparicio y Lacalle; es decir PSOE, TC, IU y PP), no es menos admisible que se juegue y se den los pasos para ser una gran empresa especulativa.

Cuando cae por la crisis el precio de la vivienda, todo el esquema de pago y chulería del abono de sobrecostes no pensados (firmado por una cuestión propagandística) se hunden.
Es igual de lamentable, si es cierto, que en este momento, tengamos conocimiento de que a l@s vecin@s de las viviendas que compraron tras el desvío, se les pida que abonen los pagos del IBI del 2011 y 2012, cuando aún no se habían vendido, además de venderse libres de cargas y en eso también tienen que aparecer los responsables de ser cierto.

Y por último y al ser algo aledaño al bulevar surgido del desvío ferroviario que fue diseñado por los arquitectos, hay que depurar y tener medidas sobre la no finalización de las obras del aparcamiento de la Concepción, que debe culminar en el parque público en las Huertas de la Concepción, que debía estar hecho hace años. De nuevo aparece en una UTE “Arranz Acinas” (como en la antigua estación, o en la no finalización de la guardería de Gamonal Norte). De nuevo se han permitido rectificaciones al proyecto inicial que favorecen a las empresas adjudicatarias, que a pesar de todo no cumplen, ni con lo que se acordó, ni con lo que lograron rectificar para su beneficio (construir 300 plazas para residentes (venta), ni hacen un parque según el diseño de los arquitectos del bulevar. Herzog y De Meuron, porque hacen un parking más pequeño y un parque más barato, que no tiene que ver con el diseñado y además se venden las plazas en régimen de concesión.
Pero del parque en superficie no se sabe nada.

Para Anticapitalistas hay que ver una vez más quiénes planifican y gestionan estos proyectos y sus correcciones, y esclarecer lo realizado. Da la sensación que no se sabe qué se programa y luego se rectifica, o se rectifica para beneficiar a las empresas y tal vez a quienes tienen la obligación de velar por los intereses y dinero de l@s ciudadan@s. Por eso pedimos Comisiones de Investigación. O sencillamente, para que se diga que hay un montón de personas ineficaces (si no están interesadas) en el asesoramiento y trabajo municipales.

Burgos, 17 septiembre 2.015

No hay comentarios:

Publicar un comentario