Síguenos en tu correo electrónico

domingo, 23 de marzo de 2014

Ante la provocación policial en las Marchas de la Dignidad

Pan, trabajo, techo… ¡y autodefensa del derecho a manifestación!

La provocación policial que tuvo lugar contra los concentrados en la Plaza de Colón de Madrid en la noche del 22M, no constituye un hecho aislado ni casual, forma parte de una estrategia de recorte de libertades y aplastamiento de la dignidad de la resistencia mediante procedimientos teñidos de violencia represiva.

Un hecho que forma parte de la cadena de atropellos que hace días tuvo trágico desenlace en el asesinato de inmigrantes en el Estrecho por balas de goma de la guardia civil. Por ley, se condena la resistencia mediante la ley Mordaza. Por ley se incrementan las atribuciones de vigilantes de seguridad que ven incrementado su arsenal con pistola (da asco entrar en el metro madrileño y ser testigo de su pavoneo). Y por presión política, se impone como noticia mediática la presunta muerte inminente de Adolfo Suárez (ensalzado y sobrevalorado desde que perdió la salud…hace ya mucho tiempo) y eso se hace justo en el momento álgido de la llegada a la capital “del reino” de las MARCHAS DE LA DIGNIDAD… Una manipulación mediática modelo “11M -2004”.



Nunca se delimitan responsabilidades. La impunidad se extiende. Delitos económicos, sociales y políticos, tejen la cota de malla de un Poder Bunkerizado y que se concibe como impune, ajeno a una justicia a la que también corrompe y compra.

El pasado vuelve pues, porque en este país, nunca se fue del todo. Sobre la roña del franco-fascismo se acumula la roña de esto que llaman democracia y no lo es.

Por eso, la Audiencia Nacional (heredera del Tribunal de Orden Público de la dictadura) previsiblemente se negará a extraditar a delincuentes torturadores, golpistas, fascistas como Pacheco ( de la antigua policía política, BPS) y Muñecas (coleguita de Tejero en el asalto al congreso y guardia civil torturador).


Así las cosas, volviendo el pasado de los enemigos de la libertad y la igualdad, urge que vuelvan retazos del pasado de quienes las defendimos costase lo que costase (exilio, cárcel o asesinados (Ruano, Antich, Baena, Yolanda…y tantos y tantas otras). Y el retazo que urge recuperar, frente al despropósito de las provocaciones policiales y las falsificaciones mediáticas es la recuperación de los servicios de orden en las manifestaciones, concebidos como servicios de interposición entre manifestantes y fuerzas policiales de modo que el derecho de manifestación no se vulnere, sino que se defienda.

Y si esto sigue asi habrá que organizar unitariamente el paso siguiente: el derecho de autodefensa civil como garantía frente al ejército de samuráis vestidos de negro, llamados “fuerzas de seguridad del estado”, armados hasta los dientes y decididos a reventar el ejercicio de las libertados por quienes rechazamos este retorno a formas dictatoriales.


Acacio Puig. (La Comuna-Presos del franquismo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario