Síguenos en tu correo electrónico

martes, 19 de noviembre de 2013

Victoria importante de los trabajadores de la limpieza viaria en Madrid

Luis A. Osorio Moure

Después de 13 días de Huelga General los trabajadores de la limpieza viaria del Ayuntamiento de Madrid y otros colectivos, casi 6000 trabajadores, han obtenido una importante victoria. Han obligado al Ayuntamiento del Partido Popular, que siempre ha actuado en este conflicto y antes, en perfecta coordinación con las grandes empresas, concesionarias de la recogida de basuras, a retroceder ampliamente. Las grandes empresas y el Ayuntamiento juntos, al final se han tenido que rendir a la evidencia: la extraordinaria determinación de lucha de los trabajadores. En principio planteaban el despido de 1134 trabajadores y una reducción salarial del 43%. En un sector en el que la mayoría de los sueldos están en el entorno de 1000 euros, además de los despidos masivos, esto hubiese motivado, que algunos trabajadores se quedasen incluso por debajo del salario mínimo interprofesional, en un trabajo de los más penosos que puede hacer un trabajador.
No habrá despidos, habrá una congelación salarial hasta 2017-han firmado un convenio por cuatro años- tendrán bajas incentivadas y excedencias en mejores condiciones, y si estas vacantes se produjesen, no serian cubiertas. Además, y esto es lo peor, los trabajadores han tenido que firmar un ERTE, que les obliga a ir al paro durante 45 días al año, por medio de un ERTE, durante los cuatro años de duración del acuerdo. Esto va a suponer una media de 400 euros de reducción salarial por trabajador y año, probablemente y que sea el Estado a través del INEM, quien se haga cargo de un 75% de los salarios de estos trabajadores. Pero a pesar de estos puntos negativos, en las condiciones en las que se dio esta huelga, de tremendo ataque por parte de la patronal y el gobierno del PP, en la que se están produciendo despidos a cientos en las empresas, que generalmente vienen acompañados por importantes reducciones salariales para los trabajadores que se quedan, que en muchos casos tienen que aumentar sus ritmos de trabajo y su productividad para hacer el trabajo de los que se van, en estas condiciones, no hay ninguna duda que los trabajadores de la limpieza de Madrid demostraron a su alcaldesa que Madrid puede vivir sin Olimpiadas, puede vivir sin ella, pero no puede vivir sin que los trabajadores presten el servicio de recogida de basuras. Así lo entendió la abrumadora mayoría de la población que prestó su apoyo a esta lucha, a pesar de los tremendos inconvenientes que ocasiona una ciudad llena de basuras. Esta lucha cosecho además una tremenda solidaridad de la práctica totalidad de los demás colectivos de trabajadores municipales, y de muchas empresas y centros de trabajo de la ciudad. Si los dirigentes sindicales y provinciales de los sindicatos mayoritarios hubiesen organizado esta solidaridad de una manera activa, no hay duda que esta se hubiera manifestado todavía mucho más claramente. Los trabajadores de la limpieza y los dirigentes de sus secciones sindicales si siguieron esta vía.”Somos solidarios, no se nos va a olvidar el apoyo de otros colectivos, lo vamos a devolver. Que no lo duden los Compañeros de la EMT. Si mañana entran en conflicto, ahí nos tendrán”, dijo Juan Carlos del Rio de UGT, según recogió El País del 18 de noviembre.

Fue también este compañero el que resumió muy bien la situación después de la propuesta de la patronal, con el apoyo del Ayuntamiento: Si nos dejan con un salario de 600 euros, que diferencia hay entre eso y que nos despidan. Efectivamente, en muchos colectivos de trabajadores en los últimos años, se aceptan despidos, y reducciones salariales a cambio de seguir manteniendo la empresa en actividad, y el puesto de trabajo de los que permanecen, porque no hay confianza en las organizaciones, no hay confianza en la victoria. Pero el colectivo de trabajadores de la limpieza, probablemente uno de los sectores más oprimidos y explotados de la clase obrera, llego a la conclusión de que solo tenían una salida: la lucha, la movilización, la solidaridad, el combate, la organización. Ellos de una manera u otra habían sufrido 350 despidos el pasado mes de agosto. Aquellos despidos solo sirvieron apra que ahora les pidieran mas, y mas, y mas, para mantener y mejorar los beneficios de las empresas, incluso en una situación de reducción de costes de la limpieza del Ayuntamiento..Por tanto llovía sobre mojado. Los trabajadores, la clase obrera, aprendemos a través de la experiencia, la lucha y la movilización, y si esta huelga nos enseña algo es que lo único que detiene los ataques de la patronal y de los ayuntamientos reaccionarios del PP es la huelga, en este caso indefinida, y sobre todo demostrar al Gran capital y a su gobierno la voluntad decidida de luchar hasta que las fuerzas aguanten..Es esto y nada más que esto lo que explica la importante victoria conseguida.

Botella, la Alcaldesa, empezó diciendo en plan “liberal”, que esto era una responsabilidad de las partes, los trabajadores y las empresas. Nadie la creyó. “El Ayuntamiento recorto un 26% del dinero destinado a limpieza y jardines (hasta 1943 millones) cuando adjudico el servicio en Agosto. “ Entonces ya hubo 350 trabajadores que se quedaron fuera, despedidos. ¿Cómo puede decir esta Señora que ella no sabía que iba a haber más despidos..? Lo sabía, y sabía que las empresas firmaban la reducción con esos planes encima de la mesa. Ahora habla de una reforma de la ley de huelga, sin duda alguna para restringir el uso de dicho derecho. Pero se equivoca, una nueva ley de huelga más restrictiva no hubiera impedido el desarrollo de esta lucha. En última instancia no es la letra de la ley, es la correlación de fuerzas, lo que decide. De hecho se rumoreo que en la tarde del viernes, esta Señora barajo endurecer su postura, decretando el Estado de Emergencia Sanitaria, que hubiera legalizado la actuación de los trabajadores de TRAGSA, que recogieron la basura durante un día, pero no se atrevió. Probablemente pensó que en la situación en la que estaban eso hubiera endurecido la batalla, en ver de ponerle fin al conflicto. De hecho solo hubo 90 trabajadores de TRAGSA, de una empresa de miles, también sometida a un ERE, que aceptaron participar en esta mascarada rompehuelgas, al igual que otros 110 trabajadores contratados rápidamente a través de una ETT, y que sin duda lo hicieron por estar en un estado de absoluta necesidad, en una situación social en la que hay más de tres millones de nuevos pobres, eso si acompañados por arriba de cientos de nuevos multimillonarios. Por tanto, una vez más se demostró el poder y la fuerza de la clase obrera; como dijimos en otras ocasiones sin nuestro permiso ni se enciende una bombilla ni gira una rueda. Estamos convencidos que la victoria en este conflicto influirá muy positivamente en otros sectores de la clase obrera, sometidos a los mismos ataques a su nivel de vida, a sus condiciones laborales y a su puesto de trabajo. Hoy sabemos que los trabajadores de PANRICO, han rechazado el acuerdo con la patronal que implicaba 745 despidos y un 18% de reducción salarial, a pesar de que lo aceptaban sus dirigentes sindicales, por lo menos los de UGT. Esta lucha también es una lección para los dirigentes sindicales, en particular de las organizaciones mayoritarias, UGT y CCOO. Solo la unificación, extensión, centralización y generalización de las luchas, puede llevarnos a detener el ataque de la Patronal y su Gobierno. Y la responsabilidad de hacer esto, es en primer lugar suya. Para eso existen, para defender a la clase trabajadora, poniéndose al frente de su lucha, particularmente en situaciones de salvajes ataques, como actualmente.

Pero donde sin duda tendrá más repercusión esta victoria será entre los trabajadores del ayuntamiento de Madrid, sean estos funcionarios o laborales. El Ayuntamiento de Madrid ha destruido ya miles de puestos de trabajo, a la chita callando, en muchos de los colectivos que trabajan para el mismo. Son casi 30.000 trabajadores municipales, o que tienen relación con el Ayuntamiento. Muchos de ellos están viendo amenazados sus puestos de trabajo..En la EMT se prevén despidos y reducciones salariales, en el Metro de Madrid exactamente igual..Como muy bien dice Juan Carlos hay que ser solidarios, hay que unirse en la lucha. Sería muy positivo que representantes de los distintos colectivos del Ayuntamiento de Madrid, organizasen algún organismo de coordinación de todos los colectivos, que empezase su andadura haciendo una valoración del Conflicto de las limpiezas y la actuación de todas las partes, los aspectos positivos, y los manifiestamente mejorables. Que ese organismo se mantuviese estable, que tratase de coordinar las luchas y que manifestase claramente, como dijo Juan Carlos, si tocan a uno tocan a todos. No más despidos en el Ayuntamiento de Madrid. De hecho se debería obligar a Botella a volver a la antigua plantilla laboral y readmitir a todos los despedidos, o en todo caso mantener el empleo, sin ningún tipo de reducción. Por supuesto una batalla seria debería obligarla a Remunicipalizar los servicios básicos contratados. La privatización es más cara, y da peor servicio a los madrileños, y también se debería de luchar contra ese proyecto de ley de reforma del régimen local, del Gobierno PP, que va a significar más despidos, mas tasas, y peores servicios públicos. Sin duda si se formase un organismo así, y se le dotase de vida, un organismo que tuviese como primer objetivo unificar la lucha de todos los trabajadores municipales, contra el Ayuntamiento reaccionario del PP, esto podría verse como un gran paso en la dirección de la convocatoria de una Huelga General de 24 horas de todos los Servicios Públicos en Madrid, incluidos Sanidad, Enseñanza, Atención social…Hay que hacer todo lo que esté en nuestras manos para avanzar en la dirección que la maravillosa victoria de los trabajadores de la limpieza nos marca con claridad meridiana.

Madrid, 19 de noviembre de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario