Síguenos en tu correo electrónico

lunes, 18 de noviembre de 2013

Avanzar hacia la unidad y radicalidad del movimiento educativo

Comunicado de Izquierda Anticapitalista en apoyo a las movilizaciones del 20, 21 y 23 de noviembre

El seguimiento de las movilizaciones de los días 22, 23 y 24 de octubre fue un éxito; las manifestaciones, históricas. El sentido de unidad en ellas avanzaba con problemas pero de forma creciente. El resultado fueron unas jornadas que potencialmente representaban un momento de inflexión en el movimiento educativo por la enseñanza pública, especialmente la jornada de huelga general educativa del 24 de octubre.

Entre las claves que responden a este repunte se combina un desgaste general del gobierno del PP, un deterioro específico del ministro Wert, el ataque brutal que supone la LOMCE. También influye notablemente la claridad de las reivindicaciones sindicales en la universidad, el periodo largo de movilizaciones intermitentes que sufre el mundo educativo desde el inicio de la crisis, la unidad -no sin problemas- con la que se ha afrontado la convocatoria, la defensa de lo público como lucha política que ha sumado a muchos sectores sin relaciones subjetivas a priori, etc.

Los retos que se nos presentan este mes

El movimiento educativo ha experimentado un proceso de suma y convergencia por parte de espectros muy diversos (Mareas Verdes, CCOO, organizaciones estudiantiles como AECP, MAE, CSE, FEPV colectivos y asambleas de Madrid, etc.) ante las fechas convocadas por el Sindicato de Estudiantes y la Plataforma Estatal por la Escuela Pública. Sin embargo, en este nuevo periodo, tenemos un conglomerado de convocatorias sin relación aparente, que debemos conectar.
  • El SE ha convocado una huelga estudiantil el día 20 en solitario (sin el apoyo de CCOO y esperando la suma generosa del resto de organizaciones).
  • Estudiantes en Movimiento ha lanzado la fecha del 21 como un día de movilizaciones y huelga.
  • La Cumbre Social se ha sumado a la iniciativa de la coordinación de mareas, ((CCOO)) que convoca el 23N movilizaciones contra los Presupuestos Generales del Estado y contra la austeridad europea, ((sin apoyar las huelgas contra la austeridad en educación puestas sobre la mesa.))
Este calendario, por sus dimensiones y desconexión, despista a cualquier persona que haya secundado las movilizaciones del pasado mes. Es importante señalar que la unidad no se practica lanzando propuestas unilaterales sin contar en el proceso de organización con el resto.

Ante esto, uno de los propósitos de Izquierda Anticapitalista será intentar dar coherencia unitaria al conjunto de luchas dispersas que se nos presenta. Pensamos que lo más lógico para reforzar el conjunto del movimiento educativo pasa por:
  • Extender la fecha de convocatoria de huelga estudiantil del 20 de noviembre también al 21. Esto permite unificar las fechas con las de EeM y no rebajar tanto las expectativas de movilización después de los tres días de huelga del pasado mes.
  • Llamar a la participación el 23 de noviembre conformando bloques educativos en los territorios donde se vaya a secundar.
Estas dos propuestas, realistas en las fechas en las que nos encontramos y asumibles por las organizaciones convocantes, permitirían unificar el calendario y dar una coherencia a la carrera contra la LOMCE.

Perspectivas del largo plazo para este curso

El despotismo del Partido Popular puede llevarnos a un escenario en el que la LOMCE se apruebe a finales de este mes. Por ello es importante señalar, de nuevo, la obligación de la desobediencia. No permitiremos que esta ley se aplique sin antes agotar todas las acciones de presión popular que estén a nuestro alcance.

En ese sentido, desde IA nos esforzaremos por hacer un llamamiento hacia la conformación de un polo educativo, unitario e intransigente contra las contrarreformas educativas. Los objetivos a perseguir son ambiciosos:
  • La unidad de todas las fuerzas educativas contra la austeridad, acogiendo tanto a los grandes aparatos con capacidad de convocatoria como a las medianas organizaciones estudiantiles con implantación real, las Mareas Verdes, etc. Para esto es imprescindible impulsar espacios amplios que se basen en la auto-organización de todos los sectores de la Comunidad Educativa de todas las etapas (profesorado, trabajadoras no docentes, estudiantado, familias, etc.) en cada centro educativo, barrio y pueblo con agenda y propuestas propias también a nivel estatal.
  • Una discusión programática que dote de una tabla reivindicativa que incluya, a nivel estudiantil, la retirada sin condiciones de la LOMCE y la aceptación de las reivindicaciones sindicales que muchas organizaciones estudiantiles han puesto en marcha.
  • Un plan de lucha para todo el curso que contemple la Huelga Educativa Indefinida como medio para conquistar las reivindicaciones que nos planteamos. Las Islas Baleares han abierto el camino para pensar en ese horizonte y en cómo construirlo: desde la base y con la determinación de ganar, ahora nos toca nosotras pensar cómo acumular fuerzas en el proceso para conseguirlo.
¡Unifiquemos las fuerzas educativas!
¡Retirada sin condiciones de la LOMCE!
¡Aceptación de las reivindicaciones universitarias!
Una marea revuelta puede hundir su barco: educación de tod@s para tod@s

No hay comentarios:

Publicar un comentario