Síguenos en tu correo electrónico

viernes, 6 de septiembre de 2013

BURGOS: CRONICA DEL ENCIERRO EN CAJA ESPAÑA-DUERO

Por Antea Izquierdo*

Ayer jueves la Plataforma de Afectad@s por la Hipoteca nos hemos encerrado en Caja España-Duero en toda Castilla y León, a esta entidad no le importa en absoluto dar soluciones a las personas que ya no pueden pagar su hipoteca, "pierde" la documentación de las familias con el objetivo de ampliar más y más su deuda, se atreven a chulear a las personas con frases como "es tu problema, busca trabajo", todo esto además de negarse a cumplir la ley eliminando las cláusulas suelo de las hipotecas.


En Burgos, más de 100 personas (de las plataformas de Burgos, Aranda y Miranda) hemos impedido el normal funcionamiento de la oficina, hasta que hemos conseguido que los y las trabajadoras y el director de la oficina abandonaran la misma a las 13h. por agotamiento, dejando a la PAH con dos trabajadoras de seguridad privada y la policía.

Confeti, bocinas y muchos gritos por el derecho a la vivienda, ese es el ambiente que se ha respirado durante todo el día, aunque los trabajadores de caja España no estaban muy contentos, tanto es así que nos lo han hecho saber a base de amenazas a dos compañer@s, en uno de los casos incluso agarrando a un activista de la PAH, en el otro solo verbalmente de manera muy agresiva, pero no nos han callado no han conseguido que nos enfademos, ni que nos agotemos, porque luchamos por una causa justa y sabemos que nos enfrentamos a mucho chulito de corbata, pero que no se equivoquen, luchamos con rabia por toda esta injusticia, pero sobre todo con alegría, porque no pueden con nosotras, porque somos más y más fuertes y sabemos que lo vamos a conseguir.

Casi ocho horas ha durado el encierro, que nos proponíamos indefinido hasta que dieran soluciones, ya que la policía ha desalojado a los y las activistas de la plataforma en torno a las 18h.

Con la presión se ha conseguido nuestra reivindicación más básica: Parar un
desalojo en Palencia previsto para las 12h.
No han querido escuchar más a las 13 familias que, en Burgos, quieren soluciones para sus problemas con las hipotecas.

Pero esto no acaba aquí, volveremos, si hace falta todos los días, impediremos el funcionamiento de esta caja hasta que proporcione daciones en pago, alquileres sociales y carencias. No tenemos miedo a que nos desaloje la policía a diario, no tenemos miedo a las amenazas de los trabajadores de la caja, tenemos la razón y vamos a conseguir lo que nos proponemos, por las buenas o por las malas pero ninguna familia se va a quedar sin casa.

SI SE PUEDE!

* Militante de Izquierda Anticapitalista y activista en la P.A.H

No hay comentarios:

Publicar un comentario