Síguenos en tu correo electrónico

jueves, 16 de mayo de 2013

Mi coño, mis normas. ¡Aborto libre y gratuito!

En Izquierda Anticapitalista defendemos la plena autonomía y libertad sexual y reproductiva de las mujeres. Reivindicamos el derecho de las mujeres al control de su propio cuerpo y, para ello, exigimos que se reconozca el derecho al aborto como un derecho fundamental de todas nosotras, el acceso al mismo de forma gratuita y en la sanidad pública, acceso gratuito a los anticonceptivos y una educación sexual que nos permita desarrollar nuestra sexualidad de forma plena y autónoma.

2 comentarios:

  1. Todo derecho conllevabunas obligaciones y la responsabilidad de saber ejercerlo correctamente.
    El derecho a disfrutar de una sexualidad "plena y autonoma", implica la obligacion de asumir las consecuencias, que pueden ser muchas, pero la mas seria es la del embarazo, puesto que eso significa que en nuestro cuerpo hay otro cuerpo, sobre el que tenemos unas obligaciones y sobre el que no podemos decidir. Y mucho menos al que no podemos eliminar. Y es asi, aunque no guste.
    Por cierto el cartel, dificilmente puede ser mas vulgar y chabacano... el artista se ha lucido

    ResponderEliminar
  2. Querido/a anónimo/a,

    En primer lugar, te diré que soltar opiniones en la red sin poner ni tan sólo tu nombre es de cobardes, pero me imagino eso ya lo sabes, así que vayamos al "tema".

    Para empezar, el aborto es (era) un derecho. Cualquier recorte de derechos es en sí mismo un paso atrás. Y eso sin entrar a plantear siquiera los detalles. ¿Quieres vivir en un mundo donde una mujer en una serie de televisión ambientada en la transición ("Cuéntame") tiene más derechos que una mujer en el año 2014?

    No te quitaré la razón en que todo derecho conlleva obligaciones y responsabilidad. Pero para que el derecho se pueda ejercer con esas consecuencias, es necesario conocerlas mediante educación, comprensión y conocimiento. Por ello el acceso gratuito a anticonceptivos y educación sexual es importantísimo. No tiene sentido que se pida una receta para la píldora pero la pastilla del día después (que no deja de ser un abortivo) se dé libremente. Y eso pasa en España.

    Aunque lo que más me preocupa de tu comentario es verte decir que la consecuencia más seria de las relaciones sexuales es el embarazo. Me parece inocente y peligroso, pues hay consecuencias mucho peores, que pueden incluso matarte, como las enfermedades de transmisión sexual, que deberías conocer y valorar.

    Ese "cuerpo" del que hablas es un feto y, por lo tanto, no es una persona. Puede llegar a serlo algún día, pero en los primeros meses no lo es. Es un hecho científico, la razón por encima de la fe y las emociones. No voy a entrar a debatir esto porque simplemente, si nos ponemos extremistas, incluso la masturbación sería una forma de asesinato premeditado. Y eso me parece simplemente ridículo.

    Sólo comentaré una cosa más: es muy inocente pensar que esto se hace para proteger una vida (la del futuro bebé), puesto que después el gobierno se desentenderá de él en caso de que no sea un trabajador productivo (recuerda los recortes en la Ley de Dependencia). Simplemente es una forma más de atar a la mujer, a su poder de decisión y su autonomía. De volverla a llevar a su puesto de cónyuge que tenía hace 40 años. Y eso, quierido/a anónimo/a, sí que no deberíamos consentirlo.

    Un saludo,

    Magdalena

    PD: Y a mí el cartel me parece genial. Lo dice todo sin mostrar nada y sin ninguna imagen ofensiva.

    ResponderEliminar