Síguenos en tu correo electrónico

jueves, 2 de mayo de 2013

“LAS BARRACAS: SOLUCIÓN DEFINITIVA”


Como todo el mundo sabe, uno de los atractivos de las fiestas principales de la ciudad, viene marcado por las populares barracas.

Hace ya varios años se planteó para su instalación de manera provisional el entorno del polígono docente entre las calles García de Quevedo y Francisco de Vitoria, así como el mercadillo que hay en el barrio de Comuneros y la Avenida de Castilla y León.

De estas actividades dependen cientos de familias. Además de ser unos los espacios más recorridos y utilizados durante los días de las fiestas.


Por eso desde Izquierda Anticapitalista entendemos que hay que dar una solución definitiva a la ubicación al menos de la feria aunque en nuestra opinión también debe de contemplar el mercadillo. Para ello hay que buscar un espacio que tenga como características la amplitud de superficie, que genere las menores molestias posibles y que permita acceder fácilmente a la zona y sea mínimo el deterioro asegurando la limpieza.

Creemos ante todo, que las barracas deben ser un espacio de ocio y disfrute para las familias y los burgaleses y burgalesas en general.

Por eso IA planteamos dos posibles ubicaciones que podrían ser permanentes. Por un lado la Milanera y por otro La Quinta entre el puente de la autovía y la zona de las huertas municipales en el entorno de las Veguillas y del espacio donde estuvo el “Quinta Avenida”.

En el primer caso donde hay un edificio ruinoso, se puede demoler y acondicionar la zona. Allí ya estuvieron las barracas durante varios años y aunque hay vecindario cercano, está a una cierta distancia, el curso universitario ha acabado y permite aprovechar espacios ya adecuados.

En el caso de La Quinta podría ser en la carretera central y la rotonda que se usaban para el tráfico que subía a Fuente del Prior y Fuentesblancas, actualmente en desuso.

También en este tipo de espacios se pusieron hace décadas las barracas aunque en la parte delantera de La Quinta, lo que es el actual parque botánico, por lo que no necesitan transformaciones ni talas de árboles. El casco urbano habitado también está lejano con lo que las molestias disminuyen.

El acceso a ambos espacios es fácil. Pero se puede mejorar habilitando un plan especial que aumente el número de autobuses articulados y los horarios especialmente en las horas de tarde y noche durante los festivos, directos que vayan por el Barrio del Pilar y la antigua SESA, o por la Avenida Arlanzón.

De igual manera se debe aumentar la limpieza regular del entorno y del recinto ferial.

Entendemos que la aplicación de estas ideas no es difícil ya que hay espacios suficientes para instalar las barracas y el mercadillo, evitando los problemas que pueda generar la actual ubicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario