Síguenos en tu correo electrónico

domingo, 5 de mayo de 2013

Las tasas nos expulsan, la LOMCE privatiza: Echemos a Wert

Las agresiones hacia la educación pública continúan avanzando. El ministerio de educación encabeza esta serie de recortes en detrimento de la enseñanza; sin embargo, el gobierno central del PP no está sólo en la gestión de esta oleada privatizadora. Las autonomías desde las que ellos mismos gobiernan, junto con aquellas como Andalucía (cogobernada por PSOE e IU) o Catalunya (con CiU y ERC), continúan aplicando un plan premeditado, degradando y mercantilizando la educación pública.

 

La salvaje subida de tasas del pasado curso, la drástica reducción de becas, la próxima aplicación de la eufemística Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y la austeridad aplicada mediante recortes destinados a la contribución del pago de la deuda, no hacen sino conformar un plan de destrucción de la educación media y universitaria. Hemos de recordar que esa deuda no pertenece a las clases populares. Esta serie de ataques persigue un claro objetivo, el de privatizar el conocimiento y precarizar nuestras condiciones de estudio. Dentro de esta lógica neoliberal, hace poco más de un mes conocíamos la existencia de un informe de “expertos” para cambiar la universidad. Este informe proponía una línea continuista con los procesos de mercantilización en marcha desde la aplicación del Plan Bolonia a la conocida Estrategia Universidad 2015, donde la autonomía universitaria y los pocos mecanismos de elección democrática de decanos y rectores quedarían abolidos, recordando los documentos de gobernanza que se proponían desde las élites económicas y académicas.
 

En este impasse temporal relativo a las reformas, el proceso de destrucción de lo público se ha intensificado mediante despidos de personal, recortes laborales y presupuestarios. Acometidas que ejemplifican a la perfección el modelo de universidad y educación perseguido por Wert (el ministro peor valorado del gabinete de Rajoy); quien pretende privatizar el acceso a la universidad pública, precarizando masivamente al estudiantado, una vez introducido en la misma, y segregando a la comunidad estudiantil de institutos, obedeciendo así las líneas reaccionarias de la Iglesia.
 

El desempleo juvenil, la degradación educativa, el encarecimiento de los estudios y, en definitiva, la transformación de la educación en un privilegio nos obliga a responder con contundencia. A base de movilización y huelga golpearemos, esta vez sí, a unas medidas que oscurecen nuestro futuro y nos expulsan de la universidad, poniendo en el centro del problema al ministro Wert.
 

Desde Izquierda Anticapitalista creemos fundamental apoyar la Huelga en educación del 09 de Mayo, una jornada de acción que será clave para dotar de perspectiva a las luchas estudiantiles. En este sentido, estas movilizaciones contribuyen a aportar una mayor masividad al conflicto y socializando, a través de actores como la Marea Verde, la defensa de una educación para las mayorías y no para las élites, tal y como pretende el proyecto de la LOMCE.
 

Sabemos que el conflicto estudiantil y la puesta en marcha de repertorios de acción desde la comunidad educativa son hoy más imprescindibles que nunca para aglutinar a todos los sectores de la enseñanza, desde el personal de universidades y el profesorado de enseñanzas medias hasta estudiantes de todo tipo. Así, la Huelga del 9 de Mayo no puede ser un final sino el principio de una lucha continuada en el tiempo, la cual debe ir a más y en la que tienen que implicarse organizaciones políticas, sindicales y la sociedad en su conjunto, caminando de esta manera hacia una Huelga General que ponga en jaque los que quieren hacernos pagar su crisis.
 

Por todo ello, desde Izquierda Anticapitalista llamamos a la huelga en educación del 9M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario