Síguenos en tu correo electrónico

miércoles, 4 de marzo de 2015

De nuevo sobre el uso de los fondos municipales del Ayuntamiento de Burgos

El PP de nuevo vuelve a demostrar que los fondos que gestiona no lo hace defendiendo los intereses generales, ni representando por igual a toda la ciudadanía.

Hace tan solo unos días leímos con preocupación cómo el alero de Santa Dorotea corría el riesgo de desprenderse generando daños e incluso desgracias personales si caía a la calle.

Las 7 monjas que hay en esa comunidad religiosa católica dijeron que carecían de los fondos necesarios, que habían ya gastado medio millón en cubiertas, muros y fachada. El PP fue al rescate inmediato y ha ofrecido una subvención de 7.000 euros, sobre un coste total, además de arbitrar un procedimiento rápido (petición de ayuda, documento de intervención, dar el visto bueno el ayuntamiento e inicio de obras) en unos días.

Más sorpresas, la Asociación de Vecinos “Nuestro Barrio” buscará ayudas para hacer más reformas en el monasterio al ser necesario conservarle por tener un gran valor.

Anticapitalistas rechaza esta actuación municipal por muchos motivos:

  1. Es discriminatoria y favorecedora a una comunidad religiosa católica. Hay que hacer múltiples intervenciones de este tipo en la ciudad, pero la actuación siempre va en el sentido de favorecer determinados intereses y no los generales. En unos casos como éste dando una subvención de 7.000 € que no se va a recuperar, porque se justificará con una factura. En otros casos no apremiando a la reforma de lo deteriorado por riesgo de desprendimientos y peligro a las personas, poniéndose los andamios y protecciones hasta que se ejecuten las obras para la cual pasan incluso años.
  2. Entendemos que en cualquier comunidad de vecin@s privada donde haya que hacer reformas, puede exigir el mismo trato al Ayuntamiento justificado en el riesgo que puede haber si no se subsanan las deficiencias. Además pueden pedir subvenciones. Este convento como reconoce la concejala de licencias del PP Dolores Calleja es privado.
  3. De nuevo nos molesta enormemente que se privilegie y con rapidez a una institución religiosa de la Iglesia católica, que como es sabido no paga ningún tipo de impuestos, que puede conseguir fondos de todo tipo de instituciones y benefactores además de la propia iglesia.
  4. Al ser un edificio de valor artístico y patrimonial, entendemos que podía recibir fondos de la Junta de Castilla y León, del Ministerio de Cultura e incluso de la Diputación haciendo una variación del acuerdo que tiene suscrito con la Iglesia para rehabilitar templos en la provincia.

Lamentamos que una asociación vecinal como “Nuestro Barrio” en lugar de plantear y buscar financiación para resolver problemas de su barrio se implique en el apoyo de una institución religiosa que puede resolver sus problemas con otras múltiples posibilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario