Síguenos en tu correo electrónico

jueves, 29 de enero de 2015

COMUNICADO DE OKDE SPARTAKOS TRAS EL RESULTADO ELECTORAL EN GRECIA

spartakito

En las elecciones del 25 de Enero el gobierno de los memorándums y los partidos que administraron la crisis del capitalismo griego a través de la austeridad sufrieron una clarísima derrota. Lo que hizo derrumbarse al gobierno de coalición ND-PASOK, como a los anteriores gobiernos burgueses entregados al memorándum, ha sido en última instancia la presión de las movilizaciones de los trabajadores, de la juventud y de los oprimidos.
 
A pesar de las contradicciones y las retracciones, lo cierto es que sólo cabe constatar que las huelgas, las ocupaciones, las manifestaciones y las luchas de los últimos años traen resultados, derriban gobiernos, pueden vencer.
 
La desestabilización del sistema político, la misma que produjo la crisis y la presión en las calles, ha sido también el elemento que ha hecho posible que llegue al gobierno SYRIZA. La victoria de un partido que procede de la izquierda reformista se hace eco de las esperanzas de grandes sectores de la clase obrera y la pequeña burguesía para aliviar las consecuencias de la crisis y la austeridad, pero que en un gran porcentaje se invierten por delegación electoral y no militancia activa.
 
Sin embargo el gobierno con centro en SYRIZA no tiene intención de ir a rupturas con las reglas del capitalismo, sino que parece que le va a costar revertir la austeridad. Al ver que el odio hacia el gobierno Samaras-Benizelos era suficiente para llevarlos al gobierno, la dirección de la formación se encargó de evadir su responsabilidad sobre sus antiguos compromisos.
 
SYRIZA fue electa por plantear un programa mínimo de “salvación”, para “lo que podemos y no lo que queremos hacer”. El nuevo gobierno será un gobierno de colaboración de clase, no sólo debido a su pacto con la derecha nacionalista de ANEL (Griegos Independientes) de Kaménos, sino por el propio programa de SYRIZA. De acuerdo con las propias palabras del nuevo presidente del gobierno, “es un gobierno de salvación social”, ya no un “gobierno de izquierdas”.
 
La polarización sociopolítica izquierda-derecha intensificó aún más la crisis del centro, con el desplome total del PASOK y de DIMAR.
 
El porcentaje de Amanecer Dorado confirma la valoración de que el partido neonazi tiene raíces en los sectores empobrecidos de la pequeña burguesía, pero también entre las clases populares. A pesar de esto, el claro retroceso de Amanecer Dorado en relación a las elecciones europeas y legislativas de 2012, los datos modestos en regiones antes favorables (centro de Atenas) y especialmente su pequeña presencia en la campaña indican que la corriente fascista se encuentra en retroceso y no está en disposición, por el momento, de aterrorizar.
 
Es justo ahora cuando tenemos la oportunidad de hacer que el movimiento antifascista erradique para siempre a Amanecer Dorado y acabe por fin con la reserva fascista del capitalismo, antes de que el propio sistema pueda reutilizarlo.
 
Los 40.000 votos a ANTARSYA, y sobre todo la experiencia preelectoral, señalan que la izquierda anticapitalista en Grecia constituye ya de manera inequívoca una corriente políticamente considerable y socialmente presente en la vida militante, aunque esto no se refleje a tamaño real en las urnas. Pero no obstante es un hecho constatado que el resultado de ANTARSYA en las elecciones no puede considerarse exitoso.
 
La alianza con MARS (Frente Único de la izquierda radical, en donde se integra el Plan B de Alekos Alavanos) no añadió una dinámica electoral clara. El coste del retroceso programático en asuntos muy serios y clave para los revolucionarios, como el del poder de los trabajadores, ni siquiera ha tenido beneficios electorales.
 
En el periodo que viene, la izquierda anticapitalista y revolucionaria debe explicar que no hay derecho ni conquistas que no se arranque sin luchas sostenidas. Tiene que explicar que no hay salvación posible para los trabajadores y trabajadoras sin ruptura con los intereses de los industriales y banqueros y sin enfrentamiento con las instituciones del estado capitalista.
 
Debe ser la oposición al gobierno de SYRIZA desde el lado de los intereses de los trabajadores. Marchar con el compromiso de unidad de acción de todos los militantes y activistas, pero también dentro de la integridad del programa anticapitalista, sin rebajas y alianzas que lo socaven en nombre de la eficiencia y el realismo, ANTARSYA puede jugar un papel preponderante en la lucha de clases en el periodo que se abre ante nosotros.
 
OKDE-Spartakos, organización de ANTARSYA, sección griega de la IV Internacional
 
 
Traducción de Tomás Martínez para Anticapitalistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario