Síguenos en tu correo electrónico

domingo, 9 de junio de 2013

Crónicas de las jornadas Alternativas desde Abajo: "Lo que se ha iniciado es un 15-M de la política"

Jairo Vargas || Público

Nadie dijo que fuera fácil ni rápido articular, de forma asamblearia, participativa y horizontal, unas "alternativas desde abajo" al actual marco político y económico que atraviesa España y, tras ocho horas de debate en diversos talleres, eso es lo que ha intentado hacer. Las conclusiones han sido muchas y las metas aún parecen lejanas, "pero esto es el inicio de algo, no el final de nada", asegura a Público Raúl Camargo, militante de Izquierda Anticapitalista (IA) e impulsor -junto a otros miembros de organizaciones de izquierda y movimientos sociales- de las jornadas "Alternativas desde Abajo" que se han celebrado en Madrid este 7 y 8 de junio.

Desde las 10.00 horas, el instituto Cardenal Cisneros ha acogido a más de 200participantes llegados de todas las regiones del país, desde Canarias hasta Galicia, pasando por Extremadura, Aragón, Pais Valencià o Andalucía en una cita que buscaba sentar las bases de una convergencia entre movimientos sociales y organizaciones políticas en la lucha por recuperar los derechos sociales que la crisis y sus gestores se están llevando por delante. Para ello, han debatido abiertamente sobre la creación de un frente electoral que eleve a las instituciones las "necesidades reales de la sociedad" aunque, como se ha dicho durante los debates, "hay que ser muy pacientes"

Pero la posibilidad de concurrir a unas elecciones en un frente que aglutine a los movimientos sociales y partidos como Izquierda Unida o IA es sólo una de tantas. Lo fundamental es "que se ha hecho un llamamiento a la unidad de todos los actores comprometidos con el cambio social", sostiene Camargo. "Existe una necesidad de crear espacios de encuentro para estrategias de enfrentamiento con el actual sistema", defiende el ecologista Toño Hernández, "pero la mayoría cree que esto tiene que ser algo más que una candidatura electoral. Hay otras formas de lucha como la desobediencia civil, la movilización y la autogestión para lograr el respeto a las necesidades sociales", añade.
Para discutir sobre estas estrategias, activistas del 15-M, miembros de la marea verde por la Educación pública, de la marea blanca por la Sanidad, del mundo de la Universidad, de partidos políticos como Izquierda Unida, Izquierda Anticapitalista o Equo, todos a título individual, se han dividido en siete talleres simultáneos para dar respuesta a tres preguntas concretas sobre las que trabajar en adelante: qué demanda la sociedad en estos momentos, qué elementos obstaculizan los cambios necesarios y qué compromisos, tareas y alianzas son necesarios para responder a estas demandas. Todo un reto imposible de atajar en una sola jornada.

"Lo que hoy se inicia es un 15-M de la política. La gente quiere un modelo político diferente, más participativo y más representativo, y las organizaciones políticas tienen que entender que la confluencia con los movimientos sociales se logra desde abajo y no desde las cúpulas", subraya Camargo.

Durante los talleres, que trataban sobre la "dictadura de la Troika", sobre la creación de "procesos constituyentes como respuesta a la quiebra de la transición del 78", sobre asamblearismo, municipalismo alternativo y democracia directa y participativa, se han debatido un sinfín de iniciativas, se ha llegado a muchos puntos en común y a infinitas divergencias que limar. Pero el embrión de una corriente social y política "unitaria y rupturista" con el marco socioeconómico vigente ya está listo.

Tania Sánchez, diputada de IU en la Asamblea de Madrid, que ha acudido al taller sobre alianzas y acuerdos entre movimientos sociales y organizaciones políticas, ha destacado que esta es una de las conclusiones a las que se llegó en el último congreso federal de su partido. "Aunque no hay una postura clara y definida en el seno del partido, sabemos que es fundamental la convergencia, aunque siempre manteniendo un equilibrio y combinando criterios. Pero está claro que los movimientos quieren pasar a la acción política", ha dicho a Público, algo que el secretario de refundación y movimientos sociales de la misma formación, Enrique Santiago, ve "positivo" y ha manifestado en la asamblea que clausuraba el encuentro que "IU apoya que los movimiento se erijan como actor político".

La vista está puesta en las próximas elecciones europeas, aunque el proceso será muy lento, según aseguran todos los participantes. En los próximos meses, según se votó en la asamblea con la que concluía la jornada de trabajo, tendrán lugar más encuentros de este tipo a nivel regional y en las principales ciudades del país, para volver a converger el próximo mes de octubre en otra asamblea estatal donde se consensuarán un "programa de mínimos" y unas "acciones concretas" como alternativa a la respuesta que las instituciones están dando a la crisis económica.

Sin embargo, durante los debates de este sábado se ha perfilado un programa de mínimos ya bastante avanzado. Bastaba con recoger las razones que llevaron al 15-M a llenar las plazas hace dos años y los derechos por los que las distintas mareas y movimientos sociales han salido a las calles durante este tiempo: Educación y Sanidad públicas de calidad, democráticas y universales, más participación en las decisiones políticas, una democracia más directa que emane de la voluntad ciudadana, el no pago de la deuda pública y, sobre todo, poner el foco en la solución al desempleo.

http://www.publico.es/456873/lo-que...

No hay comentarios:

Publicar un comentario