Síguenos en tu correo electrónico

sábado, 22 de junio de 2013

"Hartas de la Iglesia, no nos da la gana, seguir aguantando talibanes con sotana..."

Imagen de la cabecera de la concentración
Ayer viernes se celebró la concentración en defensa del derecho al aborto libre, seguro y gratuito, y en respuesta a la ofensiva sobre el cuerpo de las mujeres que esta llevando acabo el gobierno del PP, que amenaza con cambiar la ley de Salud Sexual y Reproductiva, retrocediendo en nuestros derechos más de 30 años. También, como reza el titular, se aprovechó para manifestar  nuestro rechazo al paternalismo machista y misógino que la jerarquía católica quiere imponer sobre nuestros cuerpos.

Convocada por la recientemente creada Plataforma por el Derecho al Aborto de Burgos, de la que forma parte Izquierda Anticapitalista, la concentración llegó a cortar el tráfico en la Plaza del Cid y mostró nuestro total negativa a retroceder en los derechos de las mujeres cambiando una ley, que aunque insuficiente, ha evitado muchas muertes de mujeres sometidas a abortos clandestinos.


¡Aborto Libre, Seguro y Gratuito!
¡Aborto fuera del Código Penal!
 
 
Ésta es la octavilla que se repartió en el acto:
 
 
 
POR UN ABORTO LIBRE Y SEGURO
 
Los derechos humanos de las mujeres incluyen el derecho a decidir libre y responsablemente sobre su sexualidad, incluida la salud sexual y reproductiva, libre de presiones, discriminación y violencia.
·

Nos quieres imponer una espectacular regresión en cuanto a una de las más visibles luchas feministas: la conquista de nuestra autonomía corporal como personas con plena capacidad para decidir sobre una cuestión tan importante como es, desear ser madre o no.

·

La actual ley de plazos constituye un marco de no-agresión para que las mujeres que no quieran continuar con un embarazo no deseado; un marco que impide que la moral de ciertos grupos eclesiásticos arrasen con nuestra libertad de elección; un marco que asegura que sea una decisión respetada, libre de estigmas y asumida colectivamente por la sociedad, facilitando recursos y medios para evitar que vuelva a ser una cuestión individual, clandestina y prohibida.
·

El número de embarazos no deseados no depende de cómo se regula la interrupción, sino de las políticas de educación en salud sexual y reproductiva y de las facilidades de acceso a los métodos anticonceptivos.
·

Vivir una maternidad forzada va a conllevar graves riesgos para la salud de las mujeres tanto física como psíquica, como emocional, llevándonos a un callejón sin salida: por un lado estamos obligadas a continuar con un embarazo no deseado y por otro, estamos sufriendo los duros recortes en los recursos públicos que deja en una profunda indefensión a las criaturas que nacen.
·

Es por lo que expresamos nuestro más profundo rechazo a las reformas que anuncia el Gobierno ya que significan un importante retroceso en los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y nos sitúa junto a las regulaciones más restrictivas de la UE.
LA MATERNIDAD ES UN DERECHO, NO UN DEBER

1 comentario:

  1. Me gustaría mucho que estubiesen las principales consignas que se cantaron si puede ser :)

    ResponderEliminar