Síguenos en tu correo electrónico

martes, 2 de junio de 2015

Burgos: Entrevista a sindicalistas de correos.

Hablamos con Alasne y Fernando, miembros de Comisiones Obreras y miembros del comité de empresa de Correos en Burgos. Correos lleva el mes de mayo inmerso en un calendario de movilizaciones en defensa de los puestos de trabajo y en defensa del convenio. El conflicto se lleva desarrollando desde noviembre, y las últimas movilizaciones se desarrollaron coincidiendo con las fechas electorales para poder emprender una mejor táctica de presión al gobierno y a la dirección de la empresa.

¿Cuántos trabajadorxs formáis la plantilla de Correos en Burgos y a nivel estatal?

En la provincia de Burgos somos un total de 360 trabajadorxs. En el ámbito estatal 55.000.

¿Cómo han afectado los recortes en la plantilla?

Empezamos las movilizaciones en correos el 27 de noviembre con una Huelga General debido a los recortes que se han realizado. En Correos en una plantilla de 65.000 hace cinco años, en los últimos años se han recortado 15.000 puestos de trabajo. En Burgos se han recortado en los últimos cinco años unos 100 puestos de trabajo. 
¿Desde hace cuánto tiempo no salen oposiciones?

Las últimas oposiciones que se convocaron fueron hace diez años. Si os fijáis en las ventanillas, la mayoría de la plantilla es envejecida. En los ámbitos rurales pasa muchísimo, gente mayor haciendo 150 km al día. Además de todo esto, el envío de cartas ha disminuido, por lo cual muchas veces, lo que los trabajadores tienen que transportar paquetes, o productos de mucho peso. Todo esto en una plantilla envejecida, haciendo todos los km que se tienen que hacer. Además con la ampliación de servicios, sin aumentar la plantilla nos han metido todavía más trabajo, sin aumentar la cantidad de trabajadores en la plantilla. Lo que se está haciendo es un ERE en cubierto. Nos dicen que no están despidiendo a nadie, pero claro, la gente se jubila, y no se contrata a nadie nuevo, ni se hacen oposiciones, así que de alguna manera u otra se está recortando plantilla, aunque no sea a través de los despidos directos.


¿Cuáles son los motivos por los que os habéis movilizado?

El conflicto es contra el SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), una entidad adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y que se encarga de la gestión de empresas públicas sin beneficios. Nuestras peticiones son que se respete el convenio y que cada trabajador que se jubila sea sustituido. Pedimos salario, un salario que sea digno, ya que llevamos cinco años con el salario congelado. Y encima como en esta empresa hay personal funcionario y laboral, los funcionarios han visto sus derechos mermados, con la congelación salarial. Pedimos también que se respete la ultra-actividad del convenio. Queremos que se respete el convenio, y que se mantenga nuestros derechos actuales. Además, mucha gente que trabajamos en Correos somos mayores, y no se convocan oposiciones, así que de alguna manera se está recortando plantilla de una manera encubierta. Se jubila gente, pero no se contratan jóvenes. 

¿Cómo ha sido la participación en las movilizaciones que habéis hecho?

Las movilizaciones están teniendo una repercusión del 80-85% de paro general. Ha habido una respuesta bastante buena por parte de la plantilla. CC.OO ha denunciado el “esquirolaje empresarial” porque ha impuesto unos servicios mínimos abusivos. A pesar de los servicios mínimos ha salido bastante bien, la gente ha respondido. La empresa a partir del primer día de huelga en la cual no hubo ningún servicio mínimo impuso unos servicios mínimos del 50% en las carterias y un 70% en las oficinas. Aún así el seguimiento fue grande. Aunque el último día el seguimiento bajó al 70- 65%. Pero bueno, los resultados son buenos. Ahora estamos a la espera de respuestas a la empresa, que ya ha habido por parte del ministerio de Hacienda en el Congreso. Hemos conseguido después de tres años por lo menos que Correos sea un tema de debate en el consejo de ministros. Lo que se ha planteado es que se habrá un plan de consolidación de empleo, aunque eso solo está dicho, no hecho.

¿Creéis que si no se cumplen vuestras demandas se podría radicalizar la lucha que estáis llevando a cabo?

Seguiremos, seguiremos y seguiremos. Si no se cede en nuestras demandas, seguiremos luchando como hasta ahora. Seguiremos con las huelgas generales. Porque además vienen más elecciones y procesos electorales. Seguiremos hasta el final, como siempre hemos hecho. El conflicto va ha seguir abierto hasta que el gobierno adopte las medidas oportunas para consolidar el empleo, las medidas oportunas para recuperar el nivel salarial y los derechos exigidos para las trabajadoras. O sea que seguimos en pie de guerra mientras no se consideren todas nuestras peticiones. Ahora mismo se ha acabado el calendario de movilizaciones. Ahora estamos a la espera de sentarnos en breve a negociar. Si no, hay que seguir. Creemos que en estos días habrá algún acercamiento. Porque sabemos que esto les ha tocado, y sobre todo por las elecciones, en cuanto al voto por correo.

¿Creéis que existe alguna intención de desmantelamiento del servicio público de correos o de privatización?

Eso es una pregunta que no te podemos responder. Sabemos lo que es SEPI (Empresa de gestión de empresas públicas sin beneficios) y que podría hacerlo. Estando dentro de SEPI podemos esperarnos cualquier cosa, ya que en otros casos, si que ha participado de procesos de privatización de empresas públicas, pero por el momento no vemos que pueda ocurrir.

¿Estáis recibiendo apoyo de otros colectivos sociales, comités de empresa, o partidos?

Está PODEMOS, IU... que en todos los ayuntamientos están intentando meter el tema para que por lo menos pueda ser un tema de debate, la defensa de nuestros servicios públicos.

Por último, ¿qué les diríais a otros trabajadores o empresas en lucha y en conflicto como la vuestra?

¡Qué hay que luchar! La gente tiene mucho miedo... cómo voy ha hacer huelga, si me van a descontar un día. Pero es que estamos luchando por el futuro nuestro. La gente tiene pánico, y en la empresa privada peor. Ni se te ocurra ir a una empresa privada planteando que necesitamos delegados sindicales para las elecciones sindicales. Te dicen que no, no vaya a ser que me despidan por ser sindicalista... La gente está tragando todo lo que la dan. ¡Hay que luchar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario