Síguenos en tu correo electrónico

lunes, 18 de abril de 2016

"No hay atajos para defender nuestros empleos, nuestras casas, nuestros salarios o nuestros derechos democráticos"


Hacia un probable adelanto electoral. 
Hoja quincenal nº 8 de Izquierda Anticapitalista Revolucionaria IZAR.
Hace ya más de 110 días de las elecciones generales. A día de hoy todas las quinielas apuntan a unos nuevos comicios. De nada habrán servido, al menos por ahora, los múltiples intentos por parte de PODEMOS de rebajar aún más su programa con el fin de hacer realidad un gobierno con el PSOE. Pablo Iglesias lo habrá intentado todo. Un gobierno junto al PSOE e IU con el apoyo del PNV y la abstención de ERC y de Convergencia así como un gobierno junto al PSOE con la abstención de C's. Y para ello, la dirección de PODEMOS ha puesto sobre la mesa importantes cesionesPrimero fueron las que aparecieron en la libreta de Pablo Iglesias después de su reunión con Pedro Sánchez. En sus notas, el secretario general de PODEMOS hablaba de reducir el déficit a un ritmo mayor del que venía señalado en su programa, de aceptar una reforma fiscal menos redistributiva, de incrementar menos el gasto público (unos 30 000 millones de euros menos) y derogar sólo la reforma laboral de Rajoy, dejando vigente la de ZP.

Pero esto no queda ahí. En un nuevo documento, esta vez oficial, la dirección de PODEMOS habla de nuevas cesiones afirmando que en política hay que ceder”Entre éstas destacan en materia socio económicala rebaja de la renta garantizada de 600 a 500 euros, el abandono de su compromiso de universalizar el acceso gratuito a la enseñanza de cero a seis años de manera inmediata, la aceptación del copago farmacéutico y de la edad de jubilación a los 67 años ola reducción del incremento de salario mínimo entre otras cosas. También hay cesiones en materia de regeneración democrática, por ejemplo en lo que se refiere a las puertas giratorias o a la cuestión del derecho a decidir de Catalunya aparcando la decisión a una futura negociación entre el PSC y En común Podem.

¿A qué se deben esas cesiones?
El argumento central para justificar dichas cesiones y para entrar en un gobierno bajo esas premisas es la urgencia por responder a la emergencia social. Sin embargo esa razón es una excusa. A nadie se le escapa que con esas cesiones y de la mano del PSOE con o sin el apoyo de C's no se responde a la emergencia social. O a caso se nos olvida cómo gestiona la crisis el PSOE: jubilación a los 67 años, facilitar y abaratar el despido, salvar a los bancos con dinero público, limitar el déficit público para pagar la deuda que no hemos generado, recortes en los servicios públicos… ¿Qué confianza podemos tener en un gobierno que ha llevado a cabo esas políticas y es corresponsable de la emergencia social y que no tiene en su hoja de ruta enfrentarse a la Troika? Porque se trata de eso. Si se quiere responder a la emergencia social que sufre la clase trabajadora y la juventud hay que plantarse frente a los recortes impuestos por la Troika. A día de hoy, el gobierno que salga y que quiera responder a la emergencia social tendrá que enfrentarse a los más de 20 000 millones de recortes ya anunciados por la Comisión Europea. Pensamos que un gobierno dirigido por el PSOE con o sin C's va a llevar a cabo esa política. Evidentemente, no.

Por tanto, ¿a qué se deben esas cesiones por parte de PODEMOS? Pues a unos intereses particulares de la propia dirección de PODEMOS que, por un lado, conoce bien los sondeos que le auguran un resultado probablemente por debajo del conseguido el pasado 20 de diciembre y que, por otro, es consciente del nuevo “follón” interno que se le puede montar al tener que reabrir el debate de la confluencia con IU/UP, redefinir su relación con las confluencias en Galiza, Catalunya o País Valenciá y volver a montar primarias internas. Por todo ello, aunque a día de hoy parezca cada vez más cerca el adelanto electoral, no es descartable al 100% un acuerdo sobre la bocina que podría plasmarse en una abstención de PODEMOS. Más aún cuando a Pedro Sánchez tampoco le interesa en adelanto electoral.

Frente a ese escenario, ¿Qué hacer?
Hay que dejar de confiar en que las elecciones y los puestos ocupados en las instituciones van a permitir por sí solos cambiar nuestras vidas. Los pactos tampoco lo harán. Es central independientemente que haya o no elecciones en junio que l@s que sufrimos la crisis retomemos la movilización. El escenario, en el caso de que se repitiesen elecciones, puede ser idéntico. No podemos volver a esperar a ver si llegan o no a pactos. Porque mientras tanto, siguen los despidos, siguen los desahucios, siguen los recortes, a la vez que siguen aumentando las guerras, el racismo y la violencia machista. Por tanto, no hay tiempo que perder. No podemos esperar nada bueno de un gobierno que no se enfrenta a la Troika y al pago de la deuda. A día de hoy ningún gobierno que salga de estas pasadas elecciones o de las siguientes lo va a hacer vistas las combinaciones posibles.

Hay que retomar la movilización que nunca debió de haber rebajado. El “asalto a los cielos” mediante las elecciones se ha demostrado insuficiente para acabar con el bipartidismo y sobretodo para responder positivamente a las legítimas aspiraciones de millones de personas. De nuevo hay que ser claros. No hay atajos para defender nuestros empleos, nuestras casas, nuestros salarios o nuestros derechos democráticos. Las instituciones por sí solas no son suficientes. Hay que movilizarse en los centros de estudio, de trabajo y en los barrios para hacer converger todas esas luchas que existen de manera aislada en un gran movimiento de conjunto que tenga como objetivo oponerse a las políticas de recortes y de austeridad vengan del gobierno que vengan. Eso es lo que está en juego en este próximo periodo. La iniciativa por la construcción de un frente anticapitalista y de clase denominada “No hay tiempo que perder” que celebró el pasado 2 de abril su II Encuentro Estatal en Madrid propone caminar en ese sentido. Las direcciones sindicales de CCOO y UGT deberían también centrarse en ese objetivo en lugar de jugar a ver si PSOE, PODEMOS y C's lleguen a algún tipo de acuerdo de gobierno. Las fuertes movilizaciones en Francia contra la reforma laboral nos marcan el camino a seguir. Las próximas movilizaciones del 1 de mayo, día de l@s trabajadorxs, y del 28 de mayo, jornada de lucha de las Marchas por la dignidad, deben ser un primer paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario