Síguenos en tu correo electrónico

lunes, 13 de abril de 2015

INSTALACIONES DEPORTIVAS. UTILIZARLAS EN IGUALES CONDICIONES

En diversas ocasiones nos hemos quejado de la política municipal en el tema de instalaciones deportivas: tipo de utilización, mala organización que da saturación, deterioro por falta de control y personal, código ciudadano para su uso y disfrute o restricción en el acceso y por último política de precios, bonificaciones y exenciones.
 
En este último capítulo recientemente el “Procurador del Común” de Castilla y León ha pedido al Ayuntamiento de Burgos que las familias numerosas no estén obligadas a empadronarse en la ciudad para disfrutar de estos beneficios de bonificación y exención.
 
Para ello señala Javier Amoedo la infracción de varias normativas legales como que los miembros de estas familias tienen que tener una igualdad real y efectiva junto al resto de l@s ciudadan@s para el “acceso y disfrute de los bienes económicos, sociales y culturales” y alega que la “Ley de Protección de Familias Numerosas” dice que estas familias deben disfrutar de estos servicios entre otros, ya que se acredita esta condición a través de una serie de documentos sobre el parentesco, la convivencia, la edad, la capacidad económica y la residencia. Añade que eso es así hasta que cambien las condiciones exigidas para ser familia numerosa.
Ya en su día Anticapitalistas, señalamos que es necesaria otra política fiscal municipal y de precios, que sea progresiva, que tenga como base las rentas y patrimonios de las familias y las personas.
En este caso es evidente. Las instalaciones deportivas se crean y mantienen con los impuestos y tasas que pagan l@s ciudadan@s, además de los precios que se establecen para el uso de las mismas. Todo ello debe de aplicarse sin saltarnos la legislación que exista en ese momento.
 
Los criterios que desde Anticapitalistas planteamos para el uso de las instalaciones deportivas tienen el enfoque de una política global y son varios:

  1. Para promover el deporte en edad escolar, deben de utilizarse en horario estrictamente escolar (no en fines de semana y festivos, ni por las tardes, tampoco en horas centrales de la mañana). Eso permitirá que l@s ciudadan@s puedan usarlas en horarios y días festivos que no trabajan.
  1. Igual sucedería con l@s parad@s. deben usarlas en horas que l@s personas que trabajan puedan ir a las instalaciones.
  1. Que las actividades y cursos no ocupen nunca 2/3 de las instalaciones a usar. Encontramos que muchas personas usan espacios muy masificadamente, porque la mayor parte de la instalación se usa en cursos, con lo que no pueden practicar la actividad con el espacio y calidad por la que pagan. Que las actividades planteadas a l@s ciudadan@s que trabajan se hagan cotidianamente, no pudiendo repetir esas personas el mismo tipo de curso hasta cinco años después de haberlo impartido.
  1. Que se haga un código de uso y disfrute de las instalaciones que recoja derechos y deberes de l@s usuari@s y un sistema de corrección de usos inadecuados y/o peligrosos para la higiene, la salud, la seguridad y el buen estado de las instalaciones.
  1. Que se aumente el personal por turnos en las instalaciones para el acceso, control, vigilancia y aplicación de código antes dicho.
  1. En el caso de las familias numerosas, se deben contemplar las bonificaciones y exenciones, teniendo en primer lugar, como al resto de la ciudadanía, la situación económica de los miembros de esas familias. Es más que evidente que un significativo porcentaje de las familias numerosas, tiene poderes adquisitivos, patrimoniales y de renta más elevados que la media, que tienen menos miembros en la unidad familiar. Será cuando en ese tramo fiscal es el que estén insertadas estas familias, cuando se estudiará la bonificación a aplicar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario