Síguenos en tu correo electrónico

lunes, 13 de abril de 2015

Honrando a las mujeres republicanas

Texto leído por una militante de Anticapitalistas en el acto de homenaje a la República realizado ayer domingo 12 de abril.

Las mujeres y hombres de Anticapitalistas queremos hacer en éste homenaje republicano un especial hincapié sobre la larga lucha de la mujer. Una lucha con raíces y con futuro.

Con mucho futuro, porque la cascada de duros recortes que los gobiernos del sistema imponen a la clase trabajadora nos golpean a nosotras, las mujeres, con especial brutalidad.

Una lucha con raíces porque se remonta a la exigencia de derechos sociales, civiles y políticos de la mujer desde el siglo XVIII.

Mucho más tarde, en la II República, las rojas, mediante su incorporación a las milicias antifascistas, a la revolución y a la guerra, defendieron la libertad, la igualdad y la solidaridad entre los pueblos y entre las mujeres que lucharon por su libertad.
Durante la dictadura, la incorporación femenina a todas las formas de resistencia contribuyó a escribir una historia diferente a la que cuenta la versión oficial.

Las mujeres de Anticapitalistas nos sentimos herederas de este linaje que, desde finales de los años 60 cruza tantas corrientes de lucha feminista y por la revolución social y de esas mujeres que por estos ideales fueron encerradas, torturadas y asesinadas.

Pero somos mujeres de nuestro tiempo; el tiempo de la defensa del sector público y de la gente afectada por las hipotecas. El tiempo de la lucha contra la corrupción y la evasión fiscal. El tiempo del rechazo a las viejas oligarquías políticas y de la construcción de alternativas. Y, como siempre, el tiempo de la defensa integral de nuestros derechos como mujeres.

Somos luchadoras: trabajadoras, paradas, precarias y estudiantes las que saludamos hoy a quienes nos precedieron en la lucha y a las que vendrán después.

Ojala no fuese necesario este homenaje para honrar la memoria de las mujeres y hoy viviésemos en un mundo de igualdad. Por desgracia aun queda mucho camino. Hoy, el gobierno nos estrangula con unas reformas que nos afectan especialmente y dicen hacerlo “obligados por los mercados y porque es el camino a un futuro mejor”.

La verdad es otra:

  • Las enormes ayudas a las grandes empresas y a la banca son un derroche de dinero público que beneficia a unos pocos.
  • Los recortes en educación, sanidad, y servicios sociales recaen sobre las mujeres, concentradas en esta labor profesional.
  • El trabajo informal, paro y precariedad, tan propios de nuestra marginalidad laboral que, junto con el endurecimiento de las condiciones de cotización, nos condenan a una vejez sin futuro.

Los ataques se producen en todos los frentes de nuestra existencia. Los recortes nos obligan a volver a nuestra histórica tarea de cuidados y educación y olvidan a las más desamparadas, las víctimas de violencia de género.

Sin asistencia pública a la dependencia, guarderías, centros de acogida… todo vuelve a casa y nos toca a nosotras.

Además, sobre nuestras cabezas sobrevuela como siempre una ley del aborto que pesa sobre cualquier mujer en edad fértil, negando su autonomía y capacidad de decisión.

Por todo esto necesitamos más debate, más movilizaciones, y más acción conjunta. Necesitamos más feminismo transversal, anticapitalista y antipatriarcal.

Compañeros y compañeras, en éste día en que recordamos la lucha republicana, antifascista y antipatriarcal de las mujeres que nos preecedieron, debemos reconocer en los valores republicanos los que nos ayudarán a construir una sociedad de hombres y mujeres libres.


¡viva el 14 de abril!

¡viva la república de las trabajadoras y los trabajadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario