Síguenos en tu correo electrónico

lunes, 18 de enero de 2016

HUBU S.A.: UN NEGOCIO CON GRIETAS, CHAPUZAS Y GOTERAS

Por Martiniano López

Recientemente se cayó una losa de unos 45 kg colocada en la fachada del bloque H-B-Digestivo 4ª planta, en una zona muy transitada, sobre todo por la mañana, a una altura de unos 24 metros: estas losas de pizarra son inadecuadas para Burgos por los contrastes de temperatura que oscilan entre -6ºC y 30ºC, y hay miles en las fachada.

Los responsables de la concesionaria están muy preocupados y nerviosos, menos mal que no ha tenido consecuencias lamentables, pero rápidamente, el viernes 15 de enero, cerraron el acceso, acordonaron la zona afectada y se han puesto en contacto con la universidad y el colegio de Arquitectos para que hagan un estudio y valoración. Todo esto es complicado, hay miles de losas y no es suficiente con solo mirarlas, tendrían que revisarlas una por una ya que se introduce agua de lluvia entre las losas y el sistema de anclaje es muy débil. Todo esto a fin de cuentas, es uno de los muchos problemas que existen desde su construcción: goteras en quirófanos, en el exterior y en pasillos, malos y defectuosos materiales, fallos estructurales y problemas con los cimientos que están apoyándose en zonas arcillosas, por esa zona, antes de su construcción, corrían dos manantiales que acababan en los parajes del G3.

También existen problemas de accesos, movilidad, distancias kilométricas, sobrecoste y gasto energético excesivo, en este momento pensamos lo bien que habrían venido energías renovables como la fotovoltaica y la eólica. El sobrecoste asciende a cerca de 500 millones de euros del SACYL y entre 30 y 55 millones de euros de la concesionaria, en resumen, tod@s l@s ciudadan@s de CyL van a estar empeñad@s casi 30 años para costear la construcción y mantenimiento del nuevo hospital burgalés, consecuentemente esto va a suponer menos inversiones en atención primaria, medio rural y menos inversión en otros hospitales de la comunidad, y mientras, siguen las derivaciones a la privada, las cuales, a pesar de haberse doblado en el último año no logran reducir las listas de espera.

Hace unos meses, invitado por Sanidad Pública de Burgos, estuvo con nosotr@s el ex gerente de un hospital en las afueras de París, de características similares al HUBU- gestión, financiación y construcción-, nos contó su lucha junto con otr@s compañer@s. Para rescatar este hospital formó un equipo de técnicos, economistas e ingenier@s que hicieron una valoración económica de las reformas necesarias y del ahorro que supondría si lo gestionasen las instituciones públicas. Tras cuatro años de pelea, consiguieron devolver dicho hospital a las instituciones, ya que descontando las inversiones para la reforma de las clausulas del contrato con la concesionaria francesa a esta le salía más rentable dejar la concesión, pero también ayudaron las denuncias y querellas por vía judicial.

Estos mediocres e hipócritas dirigentes políticos y algunos médicos castellano-leoneses, argumentan que sería más barato, más rápido y más eficiente un hospital privado. Estos tres axiomas se han demostrado falsos, el sobrecoste excesivo, los tres años de retraso en la entrega, la no reducción de las listas de espera ya que el año en el que se esperaba recibirlas se tuvieron que hacer reformas en la zona de quirófanos, etc. Recientemente se ha creado una comisión de investigación en las cortes regionales para averiguar el coste real, deficiencias fallos en la construcción del HUBU, etc.
Afortunadamente el PP ya no tiene mayoría absoluta, pero el papel del resto de la oposición es como poco muy ambiguo, le da igual sanidad pública o privada, por lo que no tenemos confianza en que esto no acabe en agua de borrajas, todo para nada.

¡RECUPERACIÓN O RESCATE! ¡LA SANIDAD NO PUEDE SER UN NEGOCIO PRIVADO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario