Síguenos en tu correo electrónico

domingo, 17 de enero de 2016

A 6 MESES DE LA ENTRADA DE IMAGINA BURGOS EN LAS INSTITUCIONES.

Por Oscar Domingo

Imagina Burgos (IB), candidatura electoral que conformamos organizaciones como Izquierda Anticapitalista Revolucionaria (IZAR), Podemos, Izquierda Unida, EQUO y Eirene, así como docenas de personas a título individual, cumple medio año de puesta en marcha. Medio año de funcionamiento de un engranaje político-electoral que cosechó 6 concejales/as en las pasadas elecciones quedando a un puñado de votos de igualar al PSOE (7) y planteando en la ciudad un mapa político que permite plantear algunos avances en el terreno de lo local, el terreno donde las grandes palabras se ven confrontadas a la práctica mas cercana.

Además, entre otras cosas, hemos avanzado en tejer lazos entre personas y organizaciones tan diferentes unas de otras, entre diversas estrategias y modos de entender la transformación social. De un único concejal de izquierdas en la anterior legislatura hemos pasado a tener 6, con buen parte de la izquierda local trabajando juntxs bajo el mismo proyecto electoral.

En este tiempo, IB ya ha dejado su impronta diferenciadora. En la Diputación de Burgos quizás podamos considerar los avances en otro orden más discreto, en buena parte porque la correlación de fuerzas en ella sigue siendo muy desfavorable, con una derecha hegemónica anclada en épocas provinciales y caciquiles pretéritas. Aun así se ha trabajado mucho y avanzado en tejer lazos con otras candidaturas de la provincia y en ampliar la participación democrática en una institución tan anquilosada.

En el Ayuntamiento de Burgos la situación es otra; nuestros votos junto a los del PSOE acarician la mayoría y eso significa que el PP lleva medio año sin poder utilizar el rodillo al que nos tenía tan acostumbradxs, debiendo aparentar un comedimiento irreal.

Las tareas por delante son enormes; fortalecer los grupos de trabajo internos de IB (apoyo a Diputación y Ayuntamiento, Movimientos Sociales, Comunicación, Logística), aumentar la participación de las y los miembros de IB en el tejido social de la ciudad y en las movilizaciones o lanzar debates políticos de calado al interior que avancen en la necesaria creación de una hegemonía política “desde abajo y a la izquierda”; tengamos claro que el buen resultado electoral conseguido no es un fin en sí mismo, sino el primer paso en la necesaria construcción de una alternativa contrahegemónica que, dentro del limitado espacio institucional, avance por poner contra las cuerdas a un bipartidismo que se desinfla de manera importante.

Al respecto, un debate urgente tendrá que ver con cómo relacionarnos con el PSOE. La coincidencia en muchos temas, como el Parque Municipal de Viviendas o cuestiones sociales por ejemplo, no pueden llevar a olvidar dos cuestiones vitales: Primera; el PSOE es uno de los partidos del régimen, en buena parte la otra cara de la misma moneda que defiende un modelo económico neoliberal aunque con un barniz “de izquierda” (al respecto no olvidemos cómo se les vio el plumero con su actitud reacia a retirar la acusación particular contra l@s vecin@s encausadxs por la lucha de Gamonal), y segunda; es un partido especializado en vampirizar a fuerzas de izquierda; así lo ha hecho en innumerables ocasiones con Izquierda Unida; a la que acerca como socia en minoría para justificar su gestión neoliberal después. Sobra decir que quien sale debilitada de esas sesiones de cama siempre es la otra fuerza, no el PSOE. Nuestro objetivo es demostrar que la única fuerza capaz de llevar adelante una política municipal alternativa y eficiente es IB; el único espacio unitario de la izquierda capaz de llevar adelante los enormes retos que tenemos por delante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario