Síguenos en tu correo electrónico

miércoles, 21 de octubre de 2015

Sábado 24: Concentración antifascista.

Anticapitalistas participamos y nos adherimos a la concentración que tendrá lugar éste sabado contra la para-franquista Fundación Yague. ¡Os esperamos!


Las víctimas del franquismo también lo son de una forma de terrorismo.

Se define terrorismo como: “Sucesión de actos de violencia para infundir terror”. Pues bien, según esa definición, no puede haber mayor terrorista en este país que el General franquista Juan Yagüe Blanco, responsable directo de ordenar la ejecución a sangre fría a miles de personas en nombre de quienes se alzaron contra un Gobierno democrático y contraviniendo la Convención de Ginebra en lo relativo al trato de prisioneros/as de guerra, con el único objetivo de aterrorizar a sus rivales políticos/as en nombre de una banda armada.

Por si esto fuese poco, el General golpista Yagüe, ejerció una forma de terrorismo aún más deplorable, si cabe, por realizarse desde una posición de superioridad, el terrorismo de Estado, coaccionando, torturando y asesinando a la ciudadanía de su propio país ejerciendo el poder, aunque este no estuviese legitimado en las urnas, lo cual lo hace más aberrante aún.

Por todo ello, las personas que suscribimos estas líneas vemos una contradicción insostenible que una Fundación creada para enardecer a uno de los más sanguinarios terroristas del Estado español, organice un homenaje a las víctimas del terrorismo, utilizando su sufrimiento y su memoria de manera repugnante por una organización con cuyos fines la mayoría de las víctimas no estarían de acuerdo. Más indignante aún es que para ello cuente con el apoyo de un Ayuntamiento democrático concediéndose un local público y emblemático en la ciudad de Burgos, el Teatro Principal.

Pero esto no es solamente una cuestión del pasado. Este país tiene derecho a ser una democracia del s.XXI, tiene derecho a una segunda transición sin fantasmas, sin miedo al ruido de sables de tiempos de oscuridad y odio. Nuestra generación tiene derecho a protagonizar una segunda transición, una transición propia de un pueblo adulto y soberano, sin tutelajes ni recordatorios del antiguo régimen, una transición hecha entre todos/as y para todos/as y no hecha desde dentro. Sabemos que en este objetivo, nos guía la fuerza de la razón y no la razón de la fuerza.




Al Excmo. Alcalde de Burgos:

Todas las guerras tienen sus símbolos e imágenes que han quedado imborrables en la memoria de la historia. El bombardeo de Gernika y la matanza de Badajoz, fueron unos de los máximos exponentes que periodistas plasmaron en imágenes y grabaciones que dieron la vuelta al mundo, mostrando la verdadera cara del fascismo.(1)

Los aviones nazis que arrasaron la población civil de Gernika salieron del aeródromo de Villafría y el, por entonces teniente coronel Juan Yagüe Blanco fue el primero en sublevarse el 17 de julio en Melilla con los legionarios y los regulares, dirigió las columnas que mataron, durante los primeros días del golpe de estado, a miles de personas en Andalucía y Extremadura a la vez que se encargó de la represión en Barcelona una vez se tomó. Siendo más tarde elegido Capitán General de la VI Región Militar con sede en Burgos por la dictadura franquista, así como hijo adoptivo y medalla de oro de Burgos, el más alto reconocimiento del ayuntamiento.

En pleno XXI, la figura de Yagüe sigue presente. Pero esta historia sigue negando la verdad constatada por periodistas e historiadores. Algo impensable en un país mínimamente democrático.
No podemos pasar página de los crímenes contra la humanidad cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura, sin reconocer a las víctimas. Debemos exigir la verdad, la reparación y la justicia.
Pedimos al Ayuntamiento de Burgos:
Que rompa toda relación con la Fundación Yagüe y se abstenga de conceder cualquier local para sus actividades.

Que retire la condición de hijo adoptivo y la medalla de oro(1945) a Juan Yagüe Blanco. Retire su monolito en la Plaza San Juan Bautista y proceda a cambiar de nombre al Barrio. Retirada también de las medallas de oro a Francisco Franco Bahamonde(1937), Fidel Dávila Arrondo(1939) y Luis Carrero Blanco(1974). Así como colabore con las organizaciones que trabajan en la recuperación de la memoria histórica de las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo en Burgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario