Síguenos en tu correo electrónico

jueves, 6 de noviembre de 2014

Izquierda Anticapitalista ante los acuerdos de la Asamblea Ciudadana de Podemos

Vivimos tiempos acelerados. Tiempos donde el cambio político ya no es una aspiración de una minoría radical, sino un objetivo inmediato de una clara mayoría social harta de la miseria a la que nos condenan las políticas de austeridad del régimen corrupto del 78 y de la Troika.

Cuando impulsamos Podemos con Pablo Iglesias y otros compañeros muchos dijeron que estábamos locos y locas. Que no íbamos a conseguir cambiar nada, que estábamos destinados a ser otro fracaso electoral. La realidad ha demostrado algo muy distinto: Podemos está siendo el vehículo a través del cual se expresa la indignación de la ciudadanía y una oportunidad única de romper de raíz con las miserias heredadas de la dictadura y de cuarenta años de ofensiva capitalista neoliberal y oligárquica.

Han pasado muchas cosas desde que co-fundamos Podemos. Todo ha cambiado y nosotr@s tenemos que cambiar también para seguir trabajando en la perspectiva de construir una democracia socialista.

Por eso acabamos de adoptar dos decisiones:

a) Si bien no estamos de acuerdo con la prohibición de la llamada “doble militancia”, vamos a acatarla. Creemos que supone un grave riesgo para el pluralismo en el seno de Podemos y  es una medida totalmente ineficaz para conjurar el peligro de la llegada de arribistas a Podemos. La clave para combatir esos fenómenos son los controles desde abajo, desde los círculos y los espacios de construcción de unidad popular, así como la máxima libertad en el debate y la crítica. Sin embargo, a pesar de mantener nuestra oposición a la medida, asumimos la decisión adoptada por amplia  mayoría y, en coherencia con ella, ningún/a militante de izquierda Anticapitalista se presentará a las elecciones del Consejo Estatal Ciudadano de Podemos. 

b) Como núcleo fundador de la iniciativa que somos, estamos decidid@s a seguir aportando nuestras ideas, planteamientos y trabajo en la construcción de Podemos como instrumento de ruptura democrática y de cambio social. Consideramos que en Podemos caben todos los que defienden los derechos humanos y quieren una sociedad justa, democrática e igualitaria. Sin embargo, para que el cambio real sea posible, la autoorganización es fundamental, así como la posibilidad de mantener ámbitos de elaboración, formación y propuesta. Dado que Podemos, además de ser nuestro proyecto, ha decidido convertirse en partido, nuestro partido, vamos a celebrar la primera fase de nuestro congreso el último fin de semana de noviembre para adaptarnos al nuevo marco que ha decidido la Asamblea Ciudadana.

Así pues, seguiremos trabajando lealmente como hasta ahora, poniendo todo de nuestra parte para que Podemos gane las elecciones y construyendo desde abajo poder popular para que cuando conquistemos el gobierno tengamos el apoyo social y la fuerza organizada suficiente para transformar la sociedad y no defraudar las ilusiones que millones de personas están depositando en nosotr@s.  

5 de noviembre de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario