Síguenos en tu correo electrónico

martes, 18 de noviembre de 2014

Burgos. III Escuela de Otoño: Historia del movimiento feminista en el Estado español.

Por Antea Izquierdo

En la III Escuela de Otoño de Izquierda Anticapitalista disfrutamos con Marta Brancas (histórica militante feminista) repasando las luchas feministas en el estado español. Debatir sobre la historia y el desarrollo del pensamiento feminista hace más fácil entender la necesidad de la lucha hoy y planificar una estrategia como movimiento.

Entender la familia como elemento central que sustenta el sistema capitalista-patriarcal con la división sexual del trabajo hace posible argumentar los orígenes de la opresión de las mujeres.

La lucha feminista en los años `70 fue un gran paso para todas nosotras: la prohibición de anticonceptivos, los trabajos forzados de mujeres a través de la “Sección Femenina” a cambio del pasaporte o del carnet de conducir, toda la izquierda en la clandestinidad, etc. Las cárceles de mujeres repletas de presas por haber cometido los llamados “delitos femeninos” (aborto, prostitución, abandono del hogar...) La lucha por la amnistía de estos delitos inicio un proceso revolucionario que fue radicalizando a las mujeres para luchar contra la dictadura.

Algunos partidos optaron por crear organizaciones de mujeres vinculadas a ellos con el objetivo de sumar mujeres al partido. Sin embargo, la LCR con la ayuda de las compañeras de otros países opto por poner a las mujeres en primera y por un movimiento feminista autónomo y asambleario que consiguió aglutinar a amas de casa, estudiantes, trabajadoras, etc. para crear unidad en la acción. Y todavía hoy funciona la coordinadora estatal de organizaciones feministas desde entonces.

Respecto a los retos que tenemos por delante el debate se centro en tres grandes ejes:
-Trabajo – La lucha por la igualdad salarial, la lucha por el reconocimiento del trabajo reproductivo son todavía victorias pendientes. La necesidad de transversalizar el discurso feminista cuando hablamos de reparto del trabajo ya que debemos señalar también el trabajo reproductivo, se ve cuando en las huelgas generales salimos las mujeres con el delantal para visualizar que este trabajo es necesario y recae sobre las mujeres sin ningún tipo de reconocimiento.

-El derecho a nuestro propio cuerpo – Ya tenemos abierto el camino cuando las luchas consiguieron el derecho a los anticonceptivos, y que el debate sobre el aborto se centrará en que es una decisión nuestra aunque queda pendiente que el aborto sea libre, gratuito y en la seguridad social no en clínicas privadas, la eliminación de la objeción de conciencia, la des-penalización total del aborto y sacarlo del código penal.
Pero este debate va mucho más allá: debemos replantearnos nuestras relaciones sexuales que tienen como centro de todo la penetración, debemos replantearnos nuestros deseos y hacer que las sexualidades dejen de ser un tema tabú.

-Violencia física y violencia simbólica – El sistema ha utilizado la violencia contra las mujeres como elemento para la victimización que nos aleja de la lucha y como forma de control a través del miedo a salir a la calle (violaciones...) tenemos una batalla pendiente aquí.

El debate fluido, la participación y las fuerzas para seguir en la lucha visualizando el camino recorrido y los retos pendientes le dieron a esta sesión una gran utilidad tanto teórica como práctica.
Hoy con más fuerza gritamos LA REVOLUCIÓN SERÁ FEMINISTA O NO SERÁ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario