Síguenos en tu correo electrónico

viernes, 13 de diciembre de 2013

IZQUIERDA ANTICAPITALISTA DEJA DE TRABAJAR EN LA ASAMBLEA CIUDADANA DE BURGOS

Desde Izquierda Anticapitalista, y tras mucho debate, hemos visto la necesidad de dejar de colaborar, en estos momentos, con la Asamblea Ciudadana.

 

Desde su creación, desde IA vimos la importancia de crear una agrupación de la izquierda que sirviera como eje de lucha y debate para la transformación social, y a pesar de las voces que ya entonces hablaban de manipulaciones y rumores varios decidimos intentar la experiencia y arrollar esos intentos de manipulación y otras contrariedades desde el trabajo diario, así las gentes de Izquierda Anticapitalista nos esforzamos en garantizar contra viento y marea, nuestro apoyo al proyecto.. Por eso hemos trabajado duramente; y durante todo este tiempo hemos contribuido, con nuestros errores y aciertos, a intentar construir esa herramienta que a pesar de todo, seguimos considerando tan necesaria. En base a eso, durante meses y hasta hace unas pocas semanas participamos en la elaboración de su Manifiesto inicial, formamos parte de la comisión de Coordinación de la Asamblea, debatimos en sus reuniones internas y difundimos y animamos sus presentaciones públicas.

 

En primer lugar diremos que dejamos en la Asamblea a algunos compañeros y compañeras muy luchadorxs que en otro proyecto podrían ofrecer todas sus ganas de cambiar las cosas, pero también personas que quieren estar en política como una salida profesional, para lograr satisfacer intereses particulares fuera de la representación de los ciudadanos y ciudadanas que les han votado ;o como un ámbito de promoción social; desafortunadamente las condiciones del proyecto hacen insostenible nuestra presencia.

Ya desde el primer día dejamos sentadas nuestras líneas rojas: que la Asamblea sea una herramienta de lucha y no electoralista, que estuviera en todo momento pegada a la realidad social a través de las luchas de toda índole que se dan en la ciudad, que sus representantes no fueran políticos profesionales sino gente joven, de las luchas

El estilo de trabajo creado sigue enmarcado en unas prácticas orientadas claramente al electoralismo. Nosotrxs no rechazamos la presencia en las elecciones, pero no como primera y única herramienta de construcción. Existen candidaturas en el estado español como las Cup catalanas, Amaiur...que desafían las políticas establecidas y no solo bailan en el tablero que marcan los poderosos; son esas y otras experiencias de ruptura las que es preciso considerar porque se trata de candidaturas que están representadas por la movilización social y no al revés.
La asamblea corre el riesgo de convertirse en una tertulia ajena a la calle: ya practica el absentismo respecto a los Movimientos Sociales y tan siquiera avanza en estimularlos mas allá de firmar algún documento o comunicado unitario.

Conocer la ciudad es estar implicados en ella, en sus espacios de lucha, no en comisiones de trabajo que hacen documentos, y eso tratamos de transmitir al resto de participantes; lamentablemente nos vimos en minoría en esa línea.

La gente que marca la impronta de la Asamblea ha reconocido abiertamente (a pesar de haber firmado lo contrario en el Manifiesto fundacional) que no tiene ningún problema con la privatización de servicios públicos si se demuestran así más rentables, cosa que desde IA nos oponemos por y de principio. Para las mujeres y hombres de Izquierda Anticapitalista, unos servicios 100% públicos, gratuitos y universales son innegociables; no una carta con la que jugar en la aritmética política.


Desde la Asamblea se habla en todo momento de las similitudes que hay con Alternativas desde Abajo en Madrid o el Procces Constituent en Catalunya, que tienen unos horizontes políticos rupturistas, con un discurso político alejado de la casta política actual, con un "programa" basado en la defensa a ultranza de los servicios públicos, los puestos de trabajo y los derechos sociales, pero eso sí, desde la calle y las luchas hacia arriba, no al revés como solo lo entienden aquellos para los que su manera de luchar es rellenar papeles que lo aguantan todo y no les supone despeinarse... y pese a nuestros esfuerzos consideramos ya que ha sido imposible.

Buena parte de "culpa" de la deriva electoralista (si es que una vez hubo otra intención), la tienen ciertos sectores de la izquierda burgalesa, política, sindical y social más reformista y posibilista que ha dejado las manos libres a cierta gente para que sigan representándoles en las instituciones personas y partidos que solo buscan el sillón para tener una salida personal, profesional, o tener ingresos y recursos para subsistir. Toda la izquierda, sindical, política y social, debería haber buscado (y seguir buscando) la manera de unificar fuerzas para combatir a los enemigos de la mayoría de la población.

En conclusión:


Izquierda Anticapitalista ha empleado tiempo intentando enderezar el rumbo de la Asamblea Ciudadana. No lo lamentamos. Sabemos que en ocasiones hemos encontrado en ella apoyo a nuestras propuestas por integrantes de la misma, pero fueron apoyos insuficientes para orientarla hacia procesos de movilización, funcionamiento y elaboración más participativos y más comprometidos. Si esxs compañerxs críticxs logran cambiar el actual rumbo, estaremos atentxs. Si todo sigue igual, esperamos coincidir con ellxs en nuevos espacios socio-políticos más útiles.

 

 

Saludos

14/12/2013

Izquierda Anticapitalista-Burgos

No hay comentarios:

Publicar un comentario