Síguenos en tu correo electrónico

miércoles, 22 de junio de 2016

ENTREVISTA A TOMAS MARTINEZ CANDIDATO IZAR-ALMERIA. LA LUCHA MÁS ALLÁ DE LOS PACTOS

Por Eduardo Nabal.

Tomás Martínez Peña es profesor de Secundaria interino, uno de los despedidos por el gobierno andaluz de PSOE-IU en 2012, activista de Marea Verde y afiliado a USTEA. Encabeza la candidatura de Izquierda Anticapitalista Revolucionaria IZAR en Almería, lista que se presenta al margen de la “confluencia” Podemos-IU con el lema “Sus pactos para que no cambie nada, la lucha para cambiarlo todo”.

-¿Por qué hay candidaturas en Málaga, Granada y Almería de IZAR y no en el resto del estado español?

Tomas Martínez IZAR hicimos una apuesta desde la convocatoria del 26J por que hubiera una lista anticapitalista amplia a nivel estatal que agrupara a diferentes corrientes de la izquierda revolucionaria del estado español auspiciada desde No hay tiempo que perder, el frente que construimos, pero por esto no fue posible. Tomamos la decisión de presentarnos como Izquierda Anticapitalista Revolucionaria porque creímos imprescindible señalar que no hay anti-austeridad sin impago de la deuda, sin enfrentarse a la patronal y a la mano tendida al social-liberalismo que representa el PSOE, que las instituciones no bastan y que un programa de este tipo hay que imponerlo en la calle con la clase trabajadora y la juventud organizadas.
Son las primeras elecciones para nuestra joven organización y debido a la recogida de avales a la que nos obliga una ley electoral hecha a medida del régimen, nos ha sido imposible presentarnos en todos los territorios del estado en que estamos. A pesar de hacerlo en Málaga, Granada y Almería todo IZAR está en campaña presentado con actos el proyecto bajo unos ejes bien definidos que buscan superar el “juego de trileros” de los pactos, ajeno al ataque de la troika que está por venir, y plantear una salida anticapitalista y de ruptura.

Hay quien dice que no es tiempo de divisiones, que incluso está dispuesto  votar a Pablo Iglesias queriendo que salga Garzón. ¿Ves este sentimiento como lógico o catastrófico a largo plazo?
Tomas M. Peña: Han sido varias veces las que he escuchado que nuestras candidaturas eran suicidas porque este 26J la alternativa pasaba por Unidos Podemos y la oportunidad hoy es histórica, que no hacemos la lectura correcta del momento, etc. Antes de constituirnos en IZAR ya nos era familiar este discurso. En el debate que se nos plantea sobre la “unidad de la izquierda” hay que hablar de contenido programático y aquí comprobamos que Podemos e IU son dos gotas de agua cuyos intereses electorales han primado para unirse en coalición con un acuerdo por arriba, más allá de las renuncias. En la práctica el gobierno que Pablo Iglesias quiere compartir con el PSOE repite el esquema andaluz Griñán-Valderas cambiando los pesos parlamentarios.
A quienes queremos repartir la riqueza y atacar los beneficios de quienes la detentan no nos sirve apelar a una mayoría interclasista y con un discurso estético para derrotar al PP olvidando que el ahora aliado PSOE fue el mismo que puso en marcha el programa de reformas laborales, privatizaciones, pensionado, inyección para salvar a la banca, etc. contra  las clases populares que inició el ciclo de movilización abierto por el 15M al que, irónicamente, se refieren como parto de esta nueva y vieja izquierda conocida.

La lucha está en las calles ha sido uno de los lemas de IZAR, no en las urnas. Pero, ¿qué ofrece IZAR allí donde tiene candidatura?
T.M.P: La única oferta de IZAR en donde presentamos lista y en donde no es la auto-organización de la clase trabajadora y la juventud que estamos pagando la crisis capitalista para coger impulso en la lucha y estar en mejores condiciones para enfrentarnos el 27J al próximo envite. Gobierne quien gobierne el programa que defendemos las y los revolucionari@s es el mismo: repartir el trabajo, prohibir los despidos, no pagar su deuda, nacionalizar los sectores estratégicos, expropiar las viviendas en manos de la banca, combatir las violencias del heteropatriarcado, defender el derecho de autodeterminación, etc.
Mientras aquí nos entretenemos con especular qué rostro tendrá el nuevo gobierno, nuestra clase se está jugando mucho más en Francia estos 3 meses que en las elecciones del próximo domingo. Estudiantes, docentes, ferroviarios, carteros y más sectores golpean juntos a Hollande y Valls y reconducen sus paros para frenar una reforma laboral de manos del social-liberalismo con el que Unidos Podemos quiere gobernar. Han vuelto a poner de plena actualidad la huelga general, la herramienta más útil de la que disponemos. Para IZAR no hay atajos. En Francia está nuestra brújula y programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario