Síguenos en tu correo electrónico

martes, 23 de septiembre de 2014

..."tenemos muchos instrumentos para demostrar que cuando nosotras decimos que no, es que no, simplemente"

Os presentamos otra más de una serie de entrevistas que desde Izquierda Anticapitalista vamos a realizar a personas del panorama político de relevancia. A ésta seguirán otras a compas de la PAH, del Memorialismo, movimiento estudiantil...
Hoy entrevistamos a Begoña Zabala, una de las caras más visibles del feminismo debido a su larga trayectoria.

Además de ser autora de diversos libros como "Mujeres en movimiento, movimiento de mujeres", colabora con la revista Viento Sur y hace un tiempo escribió para Izquierda Anticapitalista de Burgos un folleto básico para todas las personas interesadas en ponerse las gafas violetas: "Feminismos, continuamos el combate".


1. Desde que tu generación comenzó reivindicando el feminismo ha habido muchos cambios, sin embargo, en el momento actual seguimos con una de las exigencias más básicas: el derecho al aborto, libre, seguro y gratuito ¿Puedes contarnos como enfocas esta situación? 

Yo entiendo que una de las luchas más interesantes y bonitas del movimiento feminista ha sido, y está siendo, la del derecho al aborto. Además, lo quieran o no, es la que más réditos nos ha dado. En esta lucha hemos ganado ampliamente. Y en esta reivindicación hemos aprendido muchísimo y hemos sido capaces de pasar de la “Amnistía para las 11 mujeres de Basauri y para todas las procesadas por aborto” a propuestas más amplias e interesantes. La reivindicación de los derechos sexuales y reproductivos para las mujeres está en el centro de la pelea y esto a nivel internacional y por parte del movimiento feminista de todos los puntos del mundo. Ahora mismo, ya se habla sin disfraces, de la soberanía de los cuerpos, del derecho a decidir sobre la sexualidad y la maternidad. Entonces, quiero pensar que esta reivindicación básica del derecho al aborto libre y gratuito se ha complejizado y extendido y ahora hablamos del cuerpo, de la libertad de decidir, de ser o no ser madre, con quién o sola,... Es decir, estamos reformulando, constantemente este planteamiento, y seguiremos en ello en una pelea que probablemente nunca acaba. Ya sabes, es como el horizonte en el mar, aquella línea que siempre la persigues y nunca la logras, pero te marca un camino.


2. Comenzaste militando en la LKI (LCR en Euskal Herria), actualmente formas parte de un grupo feminista autónomo, Emakume Internazionalistak ¿Qué diferencias aprecias entre la militancia feminista dentro de un partido y fuera? 

Yo siempre he participado en el movimiento feminista autónomo. Y la militancia en el LKI no era una militancia feminista, en el sentido de intervención directa desde el partido en el movimiento. El partido, digamos que era el lugar donde se debatía, se formaba, se pensaba en qué hacer, se transmitía todo lo que veíamos del feminismo al propio partido, se estructuraba de forma que la militancia tuviese en cuenta a las mujeres,... En este sentido, para mi, la militancia en el partido, era una militancia plural. Nosotras nunca nos constituimos como un grupo del partido para actuar fuera. Había otros que si: desde la ORT, el PTE,... Articulábamos la lucha feminista desde el movimiento feminista, organizado en grupos y asambleas de mujeres, y desde ahí hacíamos el trabajo feminista. Luego, el partido podía sumarse  a campañas, apoyar actos, editar artículos, recoger en sus programas las reivindicaciones,....Nuestra pelea fundamental fue la de estar en un partido que era la síntesis integral de un programa revolucionario –más o menos, por decirlo de alguna manera- y a la vez formar parte del movimiento feminista, y garantizar su autonomía e independencia de los partidos y de los sindicatos. 



3. Estamos viviendo un aumento de la violencia hacia las mujeres, las agresiones en las fiestas de Málaga y en los San Fermines han sido brutales, vosotras lleváis años haciendo campaña por unas fiestas libres de sexismo en Iruñea ¿Nos puedes explicar brevemente en que han consistido? ¿Se realiza una concienciación antes de las fiestas?  

Llevamos tiempo asistiendo a un incremento de la violencia callejera en las fiestas sanfermineras, y en las fiestas populares en general. Con la excusa del alcohol y de todo lo que se puede meter la peña, pues barra libre. Los tíos, normalmente en cuadrilla, se dedican a incordiar a las mozas, a asediarlas, insultarlas, sobarlas,.... y un largo etcétera. Estas escenas suelen contar a menudo con el aplauso, o las risas, o por lo menos la complicidad pasiva, de bastante parte del público masculino.

Así empezamos, yo creo que hace diez años o más, una campaña específica en sanfermines consistente en pegatinas, cartelitos, para bares y txoznas y barrakas, pancartas para los balcones más céntricos,.... bastante visibles, de denuncia de la violencia sexista y de petición explícita de apoyo frente a las agresiones. Algunas frases son muy cañeras, otras más divertidas, otras más duras,.... en fin poner en evidencia lo que está pasando. Esta campaña la pasamos a los pueblos y barrios que nos pedían y utilizábamos la misma propaganda. Para hacer esta campaña, hacemos un llamamiento generalizado a mozas de cualquier sitio, y hacemos un debate previo sobre cómo está el tema y qué podemos hacer. Cada año se van incluyendo nuevas medidas o esloganes, a medida que van sucediendo hechos. Por ejemplo este año, antes de sanfermines hubo dos casos de violación en las fiestas de dos localidades cercanas a Iruñea. Así que tratamos de intensificar los temas y reivindicaciones de autodefensa activa por parte de las chicas. En contacto con otros grupos se realizaron talleres de autodefensa. También se trata de que las peñas y la “Jai batzordea” –asamblea de fiestas- recoja el tema de alguna forma. Este año con el paseillo a la plaza de toros con camisetas reivindicativas. También, por parte de la asamblea contra las agresiones, el día 4 de julio –viernes antes de sanfermín- se hizo una manifestación a las 11 de la noche, por la parte vieja de Iruñea, muchas vestidas de negro y encapuchadas, y con antorchas, denunciando la violencia sexista y llamando a la ocupación de las calles y las fiestas, con total libertad, por parte de las mujeres. Siempre hacemos llamamiento y debates que supongan posicionamientos autoafirmativos de las mujeres, de ocupación, de participación, de ni un paso atrás en nuestras juergas,.... 


4. ¿Ha habido cambios significativos este año? ¿Cómo responde la gente que esta en las fiestas? 

Aparte de lo señalado, querría destacar dos elementos nuevos. La participación, tanto en la preparación, como en la propia manifestación, ha sido de un altísimo componente juvenil. Mozas muy jóvenas con ideas muy claras y muy sencillas. Esto de que “cuando digo no es no”, “responde a la agresión”, autodefensa”,... Tema que también se vió en el estilo de la movilización que era muy alternativo: vestidas de negro, encapuchadas, antorchas, visibilizando totalmente a mujeres (si bien también participaron algunos tíos),....

El segundo elemento es que cada vez más se implica gente comprometida de otros sectores. De las fiestas populares, especialmente, y de las peñas. Esto es muy interesante y es importante. Queremos que todo el mundo muestre el rechazo y tome parte activa de alguna forma. 
Por último, hay mucha gente visitante, turistas y guiris en general, a los que estamos haciendo llegar el discurso y la denuncia. Y también se ha visto complicidad. El caso más importante y espectacular ha sido el de la agresión que sufrió una chica extranjera, creo que yankee y el recorrido que siguió toda la historia, hasta que el novio es detenido por agredir al agresor. Lo cuento en un artículo del Viento Sur en la web de finales de julio. Lo destacable es que la mujer no solo denunció el asunto, sino que luego escribió una carta pública muy interesante, que se publicó en el Diario de Noticias, y pudimos saber la verdad-


5. Para acabar, estamos en tiempos duros en los que los feminismos volvemos a levantar la cabeza ¿Cuáles crees que son las tareas más urgentes que tenemos por delante? 


Lo más importante de los feminismos, es convertirse en feminismo organizado. Existir como movimiento, como colectivo, como sujeto, con mujeres en lucha. Esto quiere decir que la primera tarea es la organización del movimiento feminista. 

A partir de ahí, y caminando en la constitución de este sujeto colectivo, creo que debemos fortalecer nuestras posiciones ideológicas para animar a la reivindicación y reivindicar ya. Con el PP en Madrid, y gobiernos de derechas en casi todas las Autonomías, hay que observar que estamos a la baja en los derechos de las mujeres. No ya solo en la formulación ideológica que hacen del rol de la mujer –más maternidad, más mujer, mujeres, más madre, más casada a poder ser en pareja heterosexual, a poder ser para toda la vida, a poder ser por amor romántico,...- sino en cuanto a derechos o situaciones consolidadas a favor de las mujeres que ya se estaban consiguiendo. Me refiero al trabajo –todos los trabajos, eh??? que hablo de las tareas domésticas y de cuidados-, a las mujeres más pobres, o fragilizadas y a la extranjeras, a la familia nuclear y a las políticas familistas, al control del cuerpo,–de la sexualidad, reproducción, opción sexual,...-, a la educación reglada.... Y obviamente, recorriendo la dominación patriarcal, la violencia sexista, la violencia de la dominación masculina. Es obvio que se nos quieren imponer un modelo fe feminidad/masculinidad que supongo una vuelta de tuerca en la discriminación de las mujeres y en la opresión, recurrirán a la violencia, todavía más –simbólica y física y sicológica- y si pueden, tratarán de comprar la colaboración de los hombres. Ahí nos tienen que tener a nosotras: enfrentadas, en la lucha, en la pelea. Y sobre todo sabiendo que tenemos muchos instrumentos para demostrar que cuando nosotras decimos que no, es que no, simplemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario