Síguenos en tu correo electrónico

domingo, 27 de diciembre de 2015

PARA ACABAR DEFINITIVAMENTE CON EL BIPARTISISMO Y SUS POLÍTICAS ANTISOCIALES, LA CLASE TRABAJADORA Y LA JUVENTUD TIENEN QUE MOVILIZARSE


Comunicado de Izquierda Anticapitalista Revolucionaria IZAR tras las elecciones 20D

El bipartidismo cae...pero resiste

El primer dato que cabe destacar es la pérdida de votos y de escaños del PP y del PSOE. El primero, aunque gana las elecciones, pierde más de 3,6 millones de votos respecto al 2011 mientras que el segundo pierde cerca de 1,5 millones. Estos resultados son los peores del bipartidismo de la historia. El PP saca sus peores resultados desde 1989, mientras que el PSOE saca sus peores resultados desde la transición. Pierden entre los dos 83 escaños (el PP, con un poco más de 7 millones de votos y PSOE, con algo más de 5 millones y medio). Todo ello a pesar de una mayor participación (que tampoco fue la esperada: 1 punto y medio más que en 2011). Entre ambas formaciones superan por poco el 50% cuando sumaban en 2011 más del 73%. Sin embargo, aunque la pérdida de votos es evidente, el PP vuelve a ganar las elecciones a pesar de los recortes, las reformas laborales, los pensionazos, el artículo 135, la Gürtel y el caso Bárcenas. Y el PSOE resiste, a pesar de los recortes, las reformas laborales, los pensionazos, el artículo 135 y los ERE's. Se cierra este periodo electoral y el bipartidismo lo acaba tocado pero mejor parado que lo que cabía imaginarse cuando dicho ciclo empezó en mayo de 2014 con las Elecciones Europeas.

Una de las razones centrales de esta situación es que desde el inicio de este periodo hemos visto un retroceso importante de la movilización que venía dándose con el 15-M, las huelgas generales, las mareas por la educación o la sanidad y las Marchas por la Dignidad. La orientación política de las organizaciones de la izquierda reformista no ha sido la de seguir impulsando esta movilización sino canalizarla por una vía puramente electoral, generando la ilusión de que la transformación social se daría desde el Congreso, con sólo ganar unas elecciones. Las elecciones han pasado y si queremos verdaderamente un cambio con respecto a las políticas antisociales y pro patronal que hasta hoy se han estado llevando a cabo habrá que retomar la movilización lo antes posible. La movilización sostenida de la clase trabajadora y de la juventud es la clave parta erosionar cada vez más al bipartidismo.

En cuanto a C's, el resultado está lejos de ser el esperado por dicha formación a la vista de las pasadas elecciones catalanas. Sacan 3 millones y medio (13,93%) de votos y 40 escaños. No les da para poder conformar gobierno con el PP. El electorado ha preferido en este caso el original a la copia manteniendo en gran parte su voto a Mariano Rajoy.

PODEMOS le pisa los talones al PSOE y UP/IU sin grupo parlamentario

La izquierda reformista (PODEMOS y UP/IU) saca más de 6 millones de votos. PODEMOS invierte los sondeos previos a la campaña y alcanza algo más de 5 millones de votos (20,66%) y 69 escaños aunque 12 sean de En Común Podem (BeC, Podem e ICV), 9 de Compromis-Podem y 6 de En Marea (Anova, IU y Podemos). PODEMOS llega a ser primera fuerza en Catalunya y Euskadi (en número de votos) y se planta en segunda posición en Madrid, Galiza y en País Valenciá por delante del PSOE. Los buenos resultados conseguidos por las listas en las que participaba PODEMOS en Catalunya y Euskadi responde al compromiso de llevar a cabo un referéndum en Catalunya por el derecho a decidir. De hecho en Catalunya los partidos que defienden dicho derecho han sacado esta vez más del 55% de los votos. En términos generales el buen resultado de PODEMOS muestra a las claras que existe una voluntad de cambio político y social para millones de votantes que están hartxs de ver como siempre pagan la crisis los mismos. La tarea de la izquierda anticapitalista y revolucionaria debe ser fortalecer la movilización y hacer que esos anhelos de cambio no se queden en un simple lavado de cara al Régimen mediante unos cuantos acuerdos para reformar la Constitución. El problema no es reformar tal o cual artículo de la Constitución del 78 sino la propia lógica de un sistema capitalista que se basa en la acumulación de las riquezas en una minoría a costa de la mayoría, es decir de lxs que producimos a diario las riquezas.

En cuanto a Unidad Popular, nueva marca de IU, saca los peores resultados en número de votos de su historia con menos de un millón (3,67% en 2015 y 6,92% en 2011) y tan sólo dos diputadxs. El espacio político de IU está siendo ocupado por PODEMOS.

En cuanto a la izquierda abertzale en coalición en Bildu, saca unos resultados muy por debajo de 2011, pasando de 1,37% y 7 diputadxs en 2011 a 0,87% y 2 diputadxs en 2015 (110000 votos menos). La institucionalización de Bildu y el balance de ésta en gobiernos como el de la Diputación de Guipuzkoa deja tocada a Sortu que tendrá que hacer balance de dicha política.

¿Qué perspectivas a partir de ahora?

La resaca electoral deja un Congreso sin mayoría absoluta. Para gobernar no hay otra salida que la de los pactos, ya sean éstos de gobierno o de investidura. A día de hoy no parece que vaya a haber ningún pacto de gobierno. La denominada gran coalición entre PP y PSOE tiene pocas posibilidades. El PSOE sabe que al PASOK le costó casi la desaparición institucional el aliarse con Nueva Democracia en Grecia. En cuanto a C's, no ha sacado suficientes escaños para ello. Tampoco parece probable, para el PP, reeditar algún acuerdo en estos momentos con las burguesías nacionalistas. En cuanto al PSOE, necesitaría el apoyo de PODEMOS, UP y de las fuerzas nacionalistas. Parece también poco probable debido a la transversalidad del debate territorial.

Estas elecciones tampoco parecen ser por tanto las del cambio. Por más que Pablo Iglesias haya insistido durante la noche electoral que "a la mañana siguiente amaneceríamos con una nueva España". Nada más lejos de la realidad. Gobierne quien gobierne dentro de un mes, tendremos que seguir movilizándonos si queremos luchar contra los recortes, las reformas laborales, el paro y el ataque a las pensiones. La Comisión Europea ya ha anunciado que obligará al Estado Español a un nuevo recorte de 10 000 millones para cumplir el déficit. Lxs millones de votantes que han votado por PODEMOS o UP pensando en el cambio político y social deben ponerse en movimiento para lograr verdaderamente ese cambio político y social mediante la movilización en los centros de trabajo, de estudio y en los barrios.


Desde IZAR hacemos un llamamiento a la izquierda anticapitalista y revolucionaria así como a todas las fuerzas políticas y sindicales de la izquierda reformista a la movilización sostenida en el tiempo para hacer frente a las políticas antisociales, a los despidos, a los recortes, a la precariedad, a la guerra y para conquistar derechos democráticos como el derecho a decidir de los pueblos del Estado español. Para todo eso, sigue sin haber atajos. Y para todo eso también seguiremos impulsando la iniciativa “No hay tiempo que perder” con el fin de ir avanzando hacia la necesaria conformación de un frente anticapitalista amplio y de clase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario