Síguenos en tu correo electrónico

viernes, 15 de mayo de 2015

De aquella Transición a esta Infección.

Recién recibidas las papeletas para votar por correo en mi aldeana-residencia en la provincia de Segovia compruebo la  persistencia de la infección fascista. 
A veces en estado puro (FE de las JONS) como indica esta papeleta electoral para Cortes Castilla y León 2015. Otras, permeando candidaturas de diversos colores que siguen estercolando esta Hispania “¿nuestra?”. (¡Así…Ni modo! dirían en el México de Zapata).

Falange persiste, como las JONS y en su disloque e impunidad llegaron a presentar dos candidaturas diferentes a las últimas elecciones europeas.

Lo de menos son sus resultados  -ciertamente muy magros- lo importante, simbólico y amenazador es que la componenda que arboló la transición dejara para un futuro indefinido el ajuste de cuentas con el fascismo histórico (quizá porque tantos y tantas encontraban en él sus “entrañables raíces políticas”). Basta con ojear los catálogos de fotos que circulan por la red para encontrar a viejos conocidos, supuestos animales políticos bien enraizados en…la mierda.
Cuando nombres como Queipo, Mola y Yagüe siguen manchando callejeros de nuestras ciudades y los de los José Antonio, Ruiz de Alda, Onésimo Redondo y Ledesma Ramos …persisten como referentes políticos de pequeñas y grandes candidaturas (no todas lo dicen pero así es)…la conclusión no es otra que la infección  embaraza esta “democracia” agusanada.

Cualquier organización de izquierda consecuente y coherente tiene la responsabilidad política de (cómo reclamaba antaño el cantaor José Menese)  las calles vuelvan a sus nombres. Además, las organizaciones enraizadas en el fascismo histórico hay que ilegalizarlas y sus archivos  deben ser confiscados y puestos al servicio de la Verdad, la Justicia y Reparación de quienes a partir del 17 de Julio de 1936 combatimos el alzamiento militar fascista y su herencia.

Acacio Puig.
Preso Político del franquismo
La Comuna Castilla y León 

No hay comentarios:

Publicar un comentario