Síguenos en tu correo electrónico

sábado, 7 de junio de 2014

Hoy manifestación republicana

Ésta tarde a las 20h partirá una manifestación unitaria para exigir la III República. ¡Os esperamos!

Éste es el Manifiesto unitario:

HACIA EL PROCESO CONSTITUYENTE: MONARQUÍA O REPÚBLICA


La abdicación anunciada por Juan Carlos I es síntoma del grave y deteriorado estado en el que se encuentra la Monarquía y el Régimen que lo sustenta.

Para los demócratas es la hora del pueblo, la hora de que la gente pueda decidir sobre su futuro. Reclamamos el derecho a decidir frente a quienes nos quieren imponer la forma de Estado con pactos de despacho entre élites económicas y sus élites políticas subordinas, sin proceso de deliberación y debate, sometiéndonos a ser súbditos en vez de dejarnos ser ciudadanos y ciudadanas que debaten y deciden el destino de nuestro país y de nuestra vida colectiva. Es la hora del pueblo, de tomar las calles reclamando que (en la plural sociedad española) todos y todas expongamos nuestros argumentos, deliberemos, y decidir en referéndum vinculante si aceptamos un Jefe del Estado por derecho de sangre o apostamos por un modelo de Estado y Gobierno emanado y en coherencia con los intereses y decisiones de la mayoría social.
No aceptamos ni la sucesión ni una reforma constitucional para maquillar el modelo de Estado y de Gobierno que padecemos en el que las minorías privilegiadas deciden sobre nuestro futuro al margen de los intereses y voluntad de la ciudadanía.


Exigimos un proceso democrático frente al nuevo proceso de Transición que nos quieren imponer.
A lo largo de estos últimos 39 años Juan Carlos Primero, nombrado en su momento por Franco como sucesor, ha sido responsable y conocedor de los últimos asesinatos del franquismo y de las ejecuciones extrajudiciales perpetradas por la policía en los años de la transición y posteriores. Todos ellos aun impunes pero algunos en causas o procesos penales, hoy día abiertos. La Coronación de su hijo Felipe VI pretende cerrar en falso todos estos crímenes y obstaculizar la posibilidad de responder ante la justicia.
Juan Carlos I es responsable además de la gravísima situación que vive el pueblo saharaui por haber jugado un papel decisivo en la entrega de la colonia española a su amigo el Monarca Hassan II de Marruecos contraviniendo el derecho internacional y las resoluciones de la ONU.

La corrupción es otra de las características definitorias del Monarca español. Desde los años 80 hasta ahora han estado relacionados con el rey innumerables casos de maletines, tráfico de influencias, prevaricación o paraísos fiscales. No viene de ahora, pareciera una característica genética de los borbones.
Es por eso que la Monarquía ha perdido su cada vez más exiguo apoyo social y necesita un golpe de timón. Pero ya es demasiado tarde. Hoy decimos basta.

Apostamos por el poder de la gente frente a la imposición de los ricos. Esto implica que las decisiones trascendentales de la vida política del país se sometan a la consulta y voluntad popular, y esto exige en el actual contexto en primer lugar la exigencia de un referéndum sobre si aceptamos o no a la Corona como figura de Jefatura del Estado o democratizamos el modelo de Estado, para en segundo lugar apostar por un proceso constituyente que redefina el conjunto de nuestra institucionalidad. Deben desarrollarse los principios republicanos de deliberación y participación ciudadana para por un lado democratizar nuestro sistema político y por otro lado supeditar las decisiones principales que marcan nuestras vidas, empezando por las económicas, a las decisiones del pueblo soberano y superar la estructura de poder que une a la Corona, a las élites económicas y a sus élites políticas subordinadas.


La abdicación y proceso de Sucesión es opuesto a cualquier lógica democrática, y tiene como objetivo un lavado de cara para disimular el agotamiento del régimen constitucional de 1978 (Que por otra parte ya no existe como tal tras la reforma constitucional de 2011 en la que además de asegurar el ser súbditos de la Corona nos hace definitivamente súbditos y siervos del sector financiero). La mala imagen de Juan Carlos de Borbón por los escándalos de corrupción recientes viene siendo denunciada desde hace tiempo por la ciudadanía. Recordemos que el 28 de septiembre de 2013 la Coordinadora 25 S convocaba el primer Jaque al Rey en el que `participaron miles y miles de personas en Madrid.

La crisis de la turnancia política o bipartidismo , el descenso electoral de los dos grandes partidos que hacen de soporte de la Monarquía (PP y PSOE), y las dificultades para realizar la Sucesión más adelante han obligado a los poderos a ejecutar una maniobra chapucera sin tan siquiera marco legal para realizarla. Pretenden con “nocturnidad y alevosía” entronar a Felipe de Asturias pero no lo vamos a permitir.
A su vez por esto mismo rechazamos tanto la Sucesión como una reforma constitucional, porque el concepto de reforma constitucional se opone al de proceso Constituyente. La reforma se hace siempre desde las élites, sin proceso deliberativo y decisorio del pueblo.

Un proceso constituyente implicada apostar por un nuevo modelo donde los Pueblos del Estado Español decidan qué modelo económico, político y social desean.

Es la hora del pueblo, es la hora del derecho a decidir, es la hora de la democracia. En definitiva, es la hora de ser ciudadanos/as para dejar de ser súbditos, es la hora de tomar el futuro en nuestras manos y arrancarlo de las manos de minorías privilegiadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario