Síguenos en tu correo electrónico

jueves, 19 de junio de 2014

Ayuntamiento de Burgos: “TIRAR 8.113.000 EUROS”.

Imagen de la Plaza de Toros
El  informe de los ingenieros de la Universidad de Burgos dice que para que este año haya toros en las fiestas de la ciudad, es decir, como mucho 7 corridas hay que gastar  113.000 euros para controlar y mantener seguras las instalaciones, lo cual supone 1.159.000 euros al día por 3 horas diarias, 21 horas totales.

Así dicho de forma tan gráfica, hace que este despilfarro lo rechacemos desde Izquierda Anticapitalista, cuando vemos que el Ayuntamiento recorta en  plantillas y servicios, aumenta tasas e impuestos y se ve un recorte en los proyectos esenciales y en la calidad de las ejecuciones realizadas, como el acondicionamiento de la Avenida de Cantabria y otros que están en el aire.
Esto lo hacen los ingenieros de la UBU, porque hay que recordar que desde el año pasado los técnicos municipales se niegan a firmar el certificado de seguridad de la dotación, por no tener clara la apertura del coso taurino.

En IA vemos que de no ser por las subvenciones o reducción de precios que reciben las peñas, la afición verdadera a los toros es ínfima. El concepto de fiestas patronales con corridas de toros es algo trasnochado y aberrante por lo que supone de tortura animal, equiparable a espectáculos reprobables en otras localidades como el maltrato y muerte de gallos, cobras, “correbous”, …

Son espectáculos de maltrato animal justificados como tradiciones culturales ancestrales. Pero la sociedad ha avanzado quitando la violencia y el maltrato gratuíto contra los animales, siendo algo ya eliminado en los países de Europa, tomando el ejemplo más significativo el fin de la caza del zorro que tanto prodigaban y defendieron las élites británicas.

El “lobby” taurino presiona por mantener una actividad que es minoritaria. Si tuvieran que pagarla íntegramente de sus bolsillos l@s aficiond@s, no la defenderían. La actual ley permite esta actividad torturadora y mortífera de un animal hermoso y noble como es el toro bravo. Pero a pesar de una ley tan permisiva con la matanza de toros tras torturarles, necesitan financiar su actividad con ayudas públicas y una legislación que proteja tal crueldad contra los animales, declarándola un Bien de Interés Cultural (BIC).

No entendemos la actitud de los partidos políticos de la oposición municipal (PSOE e IU), pues pensábamos que venían de una cultura proteccionista y conservacionista.  Sus cargos públicos suelen ir a presenciar esta matanza, much@s de ell@s para dejarse ver y por la pantomima de la merienda desde los sitos V.I.P. del graderío.

IU de hecho trata de buscar un acuerdo paralizando la inversión que satisfaga al “lobby” taurino y dé al coso de “El Plantío” una solución definitiva a través de un referéndum, cuando la única postura seria y coherente es el fin de la actividad taurina en la ciudad y el derribo de la plaza de toros, porque no cabe en él ningún tipo de espectáculo por falta de seguridad y condiciones para desarrollarlo.
En consecuencia rechazamos la inversión de más de 6 millones de euros, o 7,5 millones, que dice el PP, si añaden otros elementos como calefacciones, vestuarios definitivos, etc., que ahora no se contemplan como proyectos para “El Plantío” por falta de presupuesto. Al final subirá de los 10 millones el coste, cuando se hagan en una segunda fase.

Resulta que toda esa reforma se quiere enmascarar como un espacio multiusos que no es tal, ya que se centra prioritariamente en los toros y tal vez en el baloncesto, pero no hay conciertos.
Para esa semana de toros se ponen butacas y se cubrirá a la plaza.
Para el baloncesto se añadirán asientos en el albero que no son butacas y no habrá de momento vestuarios definitivos, ni calefacción. 

Para conciertos se reduce el aforo ya de por sí reducido en 3.500 plazas y además no se pondrá grada telescópica.
Es evidente que se pretende satisfacer al “lobby” taurino durante 7 días que estén con todas las comodidades. Seguro que se pondrá la calefacción. Dudamos que se ponga el resto de lo previsto en la segunda fase.

Ya que el tema de los toros se gestiona desde el Servicio de Instalaciones Deportivas, solo damos un ejemplo del disparate. Resulta paradójico que se gaste este dinero, cuando por ejemplo las piscinas municipales que es el servicio más demandado por l@s ciudadan@s llegando a estar masificado, tiene un grave deterioro en las instalaciones, limpieza, reformas y una gran reducción de costes afectando a la temperatura del agua y de los edificios que son necesarios para la práctica de este deporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario