Síguenos en tu correo electrónico

viernes, 15 de agosto de 2014

“LA PLAZA MAYOR URGE UNA SOLUCIÓN”.

La Plaza "de las mil y una obras"
Para quienes hemos estado recientemente en la Plaza Mayor, hemos podido ver la sensación deplorable que en pleno verano ofrecía, llena de grandes obstáculos que eran grandes elementos de plástico empleados en las obras, encima de los adoquines de clincker rojizo, arreglados por enésima vez.

Justamente se ha producido esta situación de nuevo en un periodo como es el estival, que es cuando más visitantes tenemos, en una ciudad que presume de ser la que más atiende la movilidad para personas discapacitadas, que además aspira a ser una de las grandes ciudades patrimoniales de la humanidad y en la que una pancarta en el edifico consistorial decía que el Comité de Patrimonio Mundial aprueba la protección histórica de Burgos. La Plaza Mayor es un lugar emblemático y de referencia para burgaleses/as y visitantes.

Desde Izquierda Anticapitalista queremos exigir al PP y a la oposición que acaben de cerrar un proyecto definitivo y duradero para la Plaza Mayor.

Es evidente que el proyecto y desarrollo de la Plaza Mayor ha fracasado tal como lo plantearon el PSOE-IU-TC en la legislatura que gobernaron. La idea fue buena en la ubicación lineal de farolas y los bancos de mármol para dar un sentido longitudinal a una plaza no regular precisamente. Igual no fue tan afortunado el desarrollo en los primeros puntos de luz que se pusieron y en el pedestal en el que quedó “colgada” y “en equilibrio” la estatua de Carlos III, excesivamente modernos para el entorno. Igual hubiera precisado a pesar de haber un parking inferior, más elementos vegetales en la zona entre la Casa Consistorial y el Pasaje del Hondillo. Pero se cambió el pedestal de Carlos III y el modelo de farolas.

Aunque el material elegido del clinker rojizo no fue el adecuado, a pesar de ser antideslizante, especialmente en los periodos invernales. El material y forma, con la plaza  ligeramente abombada desde las zonas centrales a los extremos para no acumular aguas que se podrían filtrar y que desembocan en las alcantarillas periféricas, hace que cada cierto tiempo se levanten y rompan los adoquines de clincker y más por el continuo paso de camiones, camionetas y vehículos que deben de entrar para dirigirse a los establecimientos comerciales.

Las reformas son continuas y los parcheos constantes, llegando al máximo extremo este verano donde para l@s viandantes parecía un laberinto y un tránsito lleno de obstáculos que dificultaban atravesar la plaza, además plagada de terrazas de hostelería, dando una visión horrorosa para l@s turistas que han visitado nuestra ciudad. Por no decir que discapacitad@s visuales y motóric@s lo tenían muy complicado para circular por la Plaza Mayor, ante la dificultad de detectar y sortear los obstáculos, o para circular por los ya atestados soportales comerciales que impiden un tránsito fácil.

Entendemos que el PSOE quiera plantear problemas en la ejecución de un nuevo proyecto para la plaza que diseñó y ejecutó, pero urge una remodelación definitiva del suelo, que acaba siendo muy costoso por las reformas frecuentes y engorrosas.

IA plantea que por ser un lugar céntrico y emblemático de la ciudad, la Plaza Mayor debe de orientar el proyecto hacia los siguientes cambios:

1.- Un suelo duradero que sea resistente y antideslizante, especialmente en las épocas de heladas y en los días de nevadas en invierno.

2.- Incorporar más elementos vegetales que den sombra y eliminen las sensación de bochorno en la plaza durante los días de grandes calores, sin romper la estética desde la calle Entremercados que es una de las zonas donde los foráneos hacen más fotos, al ofrecer una perspectiva amplia y clara que contempla la Casa Consistorial, la estatua de Carlos III y la catedral al fondo.

3.- Mantener limpia la plaza de forma más regular y frecuente, al igual que el centro histórico que enmarcaría las calles y plazas interiores a lo que fue el entramado de la muralla que hubo desde Alfonso X hasta el s. XVI y los parques y calles aledañas cercanas. Es el caso de la Plaza Mayor serían responsables los establecimientos de hostelería y comerciantes de la zona que venden productos que se consumen en el exterior en las terrazas, y en el interior de la plaza se reforzarían las brigadas de limpieza y de parques y jardines. Esto no tiene que ser más caro, ya que hay días y periodos anuales en que igual es menos necesario personal en algún barrio del extrarradio. Pero en todo caso, por el tipo de contrataciones que permite la reforma laboral, se pueden ampliar las plantillas en verano. Es una cuestión de planificación de personal, como se hace a otros niveles para actuar en el casco histórico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario