Síguenos en tu correo electrónico

viernes, 16 de agosto de 2013

"De la revuelta a la revolución"


César Castañón ׀ Punto de Vista Internacional

Cuentan quienes militaban por aquel entonces, que fue Daniel Bensaïd quien, a comienzos de la década de 1980, propuso que la Cuarta Internacional organizase un Campamento Internacional de Jóvenes Revolucionarios. En 1984 aquella idea vio la luz por primera vez. Desde entonces y hasta hoy los Campamentos organizados por la Cuarta Internacional son un referente para centenares de jóvenes anticapitalistas y revolucionarias/os, que cada verano se comparten experiencias de lucha y autorganización, trabajando colectivamente con unos objetivos comunes: cambiar el mundo y transformar la vida, en el camino hacia un mundo libre de opresión y explotación.

En esta trigésima edición los Campamentos tuvieron lugar en Grecia, la primera y principal víctima de las políticas antisociales de la troika, pero también la punta de lanza de la resistencia a los ataques del capital y del 1% contra la mayoría social. Quienes asistimos al campamento pudimos conocer en primera persona los debates y las posibilidades de la izquierda griega. Las compañeras de OKDE-Spartakos nos explicaron la experiencia de construcción de ANTARSYA, un frente de organizaciones anticapitalistas con fuerte presencia en el movimiento estudiantil, el movimiento antifascista y el sindicalismo combativo. A través de las militantes de Kokkino conocimos en profundidad los debates internos de Syriza después de su último congreso, y pudimos conocer las potencialidades que tendría un Gobierno de Izquierdas en Grecia.

Entre las más de 500 personas asistentes a esta edición se encontraban delegaciones procedentes de más de 20 estados y de 4 continentes. Las recientes movilizaciones de masas en Turquia y Brasil, gracias a la presencia de delegaciones de ambos estados, fueron uno de los principales temas de debate a lo largo de todo el campa; sin dejar por ello de lado las dificultades que atraviesan los procesos revolucionarios en Túnez, Egipto o América Latina. La importancia de trabajar en la recomposición de la conciencia de clase, y en la construcción de un sujeto revolucionario capaz de ser mayoritario, fue puesta sobre la mesa por la delegación italiana, que presentó un nuevo proyecto político: Solidaridad Internacionalista.

Bajo el lema "De Sao Paulo a Estambul, de Atenas a El Cairo, de la Revulta a la Revolución," los temas tratados fueron diversos. Este año se dedicó uno de los días a debatir sobre como combatir la amenaza fascista, que especialmente en Grecia es cada vez mayor. La experiencia del pasado siglo debe ayudarnos a no menospreciar los riesgos que la división de clase tiene en la lucha contra el fascismo. Otros temas no menos importantes en el campa fueron la lucha contra la opresión patriarcal, con talleres, formaciones y espacios de trabajo dedicados a la teoría y la praxis del feminismo y el movimiento LGTBI; y el ecosocialismo, en la difícil tarea de perfilar un modo de producción libre de explotación pero también capaz de adaptarse a los ritmos reproductivos del planeta.

Después de treinta años de Campamentos, algunas cosas han cambiado en el mundo. La geopolítica y las correlaciones de fuerzas entre quienes se benefician del capitalismo y quienes son explotadas por él ha evolucionado, el neoliberalismo ha desarrollado sus planes de privatización y mercantilización de todo cuanto nos rodea. Pero también están apareciendo en los últimos años nuevos movimientos de resistencia; generaciones enteras de militantes que reinventan las formas de lucha y trabajan desde una perspectiva revolucionaria para construir una sociedad liberada de opresión y explotación. Y aunque Daniel Bensaïd ya no pueda asistir a los Campamentos de la Cuarta Internacional, su trabajo y sus enseñanzas siguen ayudándonos a pensar en la estrategia y las tácticas necesarias para cambiar el mundo de base

No hay comentarios:

Publicar un comentario